Chau, no va más. (sin tener otra piel donde ir)

Sudakia duerme.

Sudakia se detiene.  Sudakia duda (siempre lo hizo). Sudakia titubea.

Sudakia exhala y se desinfla. Sudakia llora. Sudakia tirita. Sudakia tropieza.

Sudakia está vacía. Sudakia calla

Sudakia renquea.

Sudakia languidece.  Sudakia agoniza. Sudakia se apaga.

Sudakia se fue a Sudakia.

Gracias a tod@s por todo. 😀

Música: Virgilio Expósito
Letra: Homero Expósito
Canta: Roberto Goyeneche


¡Chau, no va más!…
Es la ley de la vida devenir,
¡Chau, no va más!…
Ya gastamos las balas y el fusil.
Te enseñé como tiembla la piel
cuando nace el amor,
y otra vez lo aprendí;
pero nadie vivió sin matar,
sin cortar una flor,
perfumarse y seguir…

Vivir es cambiar…
¡dale paso al progreso que es fatal!
¡Chau, no va más!…
Simplemente, la vida seguirá.
¡Qué bronca sentir todavía el ayer
y dejarte partir sin llorar!
Si te pude comprar un bebé,
acuñar otra vida y cantar…
¡qué bronca saber que me dejo robar
un futuro que yo no perdí!
Pero nada regresa al ayer,
¡tenés que seguir!…

“Tomálo con calma… Esto es dialéctica
pura, ¡te volverá a pasar tantas veces en
la vida!
Yo decía… ¿te acordás?”

“-Empezar a pintar todos los días
sobre el paisaje muerto del pasado
y lograr cada vez que necesite
nueva música, nueva, en nuevo piano…”
“Vos ya podés elegir el piano, crear la
música de una nueva vida y vivirla intensamente
hasta equivocarte otra vez, y luego volver a empezar
y volver a equivocarte, pero siempre vivir… ¡vivir
intensamente!, porque ¿sabés qué es vivir?…”

Vivir es cambiar,
en cualquier foto vieja lo verás.
¡Chau, no va más!…
Dale un tiro al pasado y empezá,
si lo nuestro no fue ni ganar ni perder,
¡fue tan solo la vida, no más!

Y el intento de un casi bebé
debe siempre volverse a intentar.
Sé que es duro matar
por la espalda el amor
sin tener otra piel donde ir…
Pero, ¡dale, la vida está en flor!
¡Tenés que seguir!

Anuncios

Uno, dos, tres, cuatro, cinco (Mario no pinchó los enlaces… ahora tiene que tomar viaga sí o si y a Sudakia no lo deja ningún bondi. María no pinchó los enlaces y ya la velaron a cajón cerrado)

Uno

Dos

Tres

Cuatro

Cinco

Ya se imaginará lo que sigue… 🙂