Sudakia falsa y milongón.

Buscando Sudakia, escucho a Jaime que busca Sudakia.
Y es así.

El milongón vive en mi corazón.

Pero me resisto. A Sudakia la percibo y me la represento pero solo tengo de ella mapas, modelos mentales. Sudakia autocumplida. Sudakia inventada. El milongón constructivista de Paul Watzlawick.

Voy y vengo.

Sudakia está allá afuera y tengo que encontrarla nomás.  Sudakia es real e independiente de mi.  ¡El milongón materialista!…

¿O es  que Sudakia está en mi mente nomás?… Como Segismundo de Calderón, encerrado en la torre que he nacido, me pregunto si la Sudakia que veo cada tanto no es más que un sueño. Allá afuera no hay nada. Lo único real es mi mente. El milongón solipsista. ¡El idealismo que me caga el marulo!.

De repente me pongo paranoico. Hay una gran confabulación. Soy Truman y a Sudakia me la están inventando. Todos mis interlocutores sudacos son las sombras de la caverna.

Morfeo me dice: -Mirá Neo, Sudakia es una Matrix falsa y tu cuerpo alimenta a  las máquinas  ¡Rescatate chabón!…-  La única verdad es la realidad…

¡¡¡¿Qué es la realidad?!!!

 Puta madre…¡ Platón, Platón, qué grande sos! El milongón platónico.

 

¿Será posible que me esté tragando el diario de Yrigoyen?… Los argentos saben de lo que hablo, pero si estás en otro lado, la frase “diario de Yrigoyen” no te significará nada. Durante el segundo mandato del presidente radical Hipólito Yrigoyen (1928-1930), se creó un diario ficticio para que Don Hipólito pudiera leer noticias redactadas por su entorno para dorarle la píldora. Lo publicado no correspondía a la realidad. Se supone que era un diario La Prensa falso.
¡Todo falso!. Incluso el mito del diario de Yrigoyen. En realidad la existencia de dicho diario fue una mentira inventada por Natalio Botana desde el diario Crítica para desprestigiar al presidente preparando el terreno para su derrota por la dictadura de Uriburu.

¿Sudakia es falsa?… ¿Una zanahoria?… ¿Un invento de Majul?…¿O es real y la mentira de Majul es que habíamos estado viviendo engañados?

Jaime… ¡Encontré el insulto preciso!…

Sudakia da changüí

En relación al término changüí no hay unidad de criterios. Además de ser un antiguo ritmo cubano, es un término del lunfardo rioplatense que se refiere a dar chance, dar alguna ventaja, dar otra oportunidad. Hay algo de condescendencia, de asimetría en una relación. Al changüí te lo dan. Uno casi lo ruega.
En la letra de Brindis por Pierrot aparece este término:

En las copas  me dieron changüí

Tal vez se refriera a tener crédito en los tragos. Aunque teniendo en cuenta los versos anteriores, la concesión/changüí puede estar en obtener vida.

Me voy
Me voy me vivo yendo
Esta noche me hizo vista el tiempo
En las copas me dieron changüí

En cualquiera de las dos posibilidades, hay algo que le han dado al Canario Luna.

Sudakia da changüí. Este tren no pasa una única vez. ¿No lo vieron a Molina? (Avísenle que proveche ahora que Sudakia está dando).

El video de la versión (1985) Washington Canario Luna – Falta y Resto me estremece cada vez que lo escucho/veo.

Dice que se va a Sudakia IX

 

Afanado al niño Grego de su blog Tan largas las pestagnas. Si pincha y va para allá…¿No le pediría mi indulto por ladrón?…

 

 

 

A Sudakia en una pata

-¿Sudakia es eso que se ve allá abajo?.-
-No sé. Me parece que ya estamos. Agarrate bien-

Sténcil de Jonipunto. Madrid. La foto no sé de quién es.

-¿A Sudakia se puede llegar en una pata?-
-No sé. Probemos-

Foto: Urbano Efímero. Fratelli La Bufala, Napoli, Italia. Todos los derechos reservados

-¿Sudakia está allá arriba?-
-No sé. Dale más piola que llega hasta el sol-

Menos pensado

Sudakia puede estar en el lugar menos pensado
Detrás de un cuadro

Ballerina. Sténcil de Bansky.

O colgando de la canilla

colgando de la canilla...

Foto: Néstor. Todos los derechos reservados

 

Colombina

Arlequin et Colombine. Pintura de Edgard Degas. 1886

No encontré una pintura de Pedro Figari en la que aparezca Colombina. Son todos de carnavales de negros. Bellas pinturas. Así que a las uruguayadas le vino de ajuera el franchute Degas.

Al tema del yorugua Jaime Roos, lo canta la yorugua Laura Canaoura y al piano le entra enorme yorugua Hugo Fattoruso.

Pobre chabón Arlequín/Pierrot… seducido y abandonau.
Lo último que le dijo la Colombina es que que iba a Sudakia.

PD: ¡Qué la parió a Laura Canoura!…
Ese disco está buenísimo. Hay tangos, boleros y más.
En el Clan Sudamérica está elenlace para bajarlo con el Amuele/Emule. Hay una versión de Se dice de mi que está pá chuparse los dedos.

Maracanazo en puerta

[object Window]

(Publicado en mi  pestaña El Sudaca Renegau)

Pinche    Maracanazo en puerta.