Cambiemos II (votar a la derecha)

En Los Combates Cotidianos (2004) Manu Larcenet  desarrolla la historia de Marco, un fotógrafo francés con ataques de ansiedad. No haré una reseña, puesto que vale la pena descubrirlo íntegro con criterio propio. Me permito reproducir las viñetas en relación a un episodio menor, un combate cotidiano de los tantos de la obra integral de cuatro tomos.

Manu, harto de  fotografiar muertos en guerras lejanas, decide

retratar a los antiguos compañeros de trabajo de su padre en el astillero naval. Fotos de obreros viejos que lo vieron crecer. De alguna manera, su familia afectiva.

Viaja hasta allí. Tendrá un reencuentro difícil con Bastounet, un antiguo compañero de colegio, obrero del astillero.

Dice que se fue a Sudakia (El Blast)

A Emmanuel Larcenet le llevó cinco años escribir (guión y dibujos) los cuatro tomos de Blast (desde 2009 a 2014). En ese tiempo produjo ochocientas páginas. A mi me llevó dos días leer toda la obra, pero todavía (ya ha pasado una semana) no puedo reponerme. Cualquier otra cosa me parece vana, insípida.
No imaginé que fuese posible hacer una novela gráfica tan…(puta madre con las palabras)…indescriptible.
No puedo hacer una reseña. Sería una falta de respeto. Tampoco mis impresiones personales puesto que supongo -no sin razón- que a pocos le importa.

Polza Manzani, un hombre de 38 años gordo, grasiento, calvo y atormentado hace un viaje iniciático que le imprime animalidad y despojo de las convenciones culturales, la normalidad y las formas. Abandona la casa, la pareja, la sobriedad y la normalidad y se escapa a su viaje autodestructivo.

La reflexión sobre la condición humana es escupida y devuelta al lector, que en la medida que se identifica con lo oscuro, patológico y deforme, se asusta de si mismo.


En mi vida he leído algo tan perturbador. Una genialidad sui géneri, horriblemente bella. Lo mejor.

Si vive en Europa cómpreselo. Son cuatro tomos gordos. Si es un sudaca pobretón, búsquelo en alguna biblioteca. Y si todo eso falla, intente  descargárselo desde el blog Cómic Alt. Y si tampoco lo logra, mándeme un mail y lo solucionaremos.

Lo remilparió…Ufff…