Sudakia en Siberia

A finales de 1918 Corto Maltés está en Venecia. La guerra en general ha terminado pero continúa en Siberia. Allí está un loco, un extraño atorrante que cree ser la reencarnación de Mahākāla (divinidad budista tibetana) que se carga a Mongolia.
El tipo lucha contra los soviéticos. Una guerra de blancos contra rojos.

Corto Maltes en Siberia. Guión y dibujos de Hugo Pratt

Corto Maltes en Siberia. Guión y dibujos de Hugo Pratt. El barón Urgen Stenberg

Hay un tesoro en un tren. Corto parte para allí. Este personaje de Hugo Pratt realmente existió. El barón von Urgern Sternberg. Pero Pratt lo hace cantar tangos en el tren que recorre Siberia entre mongoles.

El barón canta Margot, el targuito de Celedonio Flores y Gardel de 1921.

Corto Maltes en Siberia. Guión y dibujos de Hugo Pratt

Barro tal vez

Puede que Sudakia esté en el barro.

Un pozo en el fondo. Mezclar tierra arcillosa con bosta de caballo 5 x 1 (y no va a quedar ninguno)  Y agua. Dejar fermentar al menos quince días.
Mientras tanto buscar un área alta no inundable y hacer una superficie con ladrillos y un arco de medio punto. Los ladrillos nunca van pegados, solo se hará un revoque exterior.

Hacer paredes trabando ladrillos. Esa será la cámara de fuego. Cruzar perfiles de hierro de al menos 10 mm de espesor pues el bigotón puede llegar a 900º o más y se doblarán (como los radicales macristas).

Mezclar el barro fermentado con arena en proporción 2  x 1  ( como la ley nacional 24.390 que establece  que, a partir de los dos años de detención, cada día que pase sin que el procesado tenga sentencia firme se debe computar doble)

Revocar  la cámara de fuego. Luego comience a levantar las paredes de la cámara de cocción. Ponga pajas largas intercaladas (Ud. sabe de pajas largas)  que funcionarán como los hierros de una construcción convencional.


Cierre la bóveda y hágale una chimenea.

Puede usar ladrillos refractarios para el piso.

Póngale onda al barro. “Horno” da idea de hembra, vientre, embarazo, gestación. Le llenaron la cocina de humo… ¡¡¡¡No!!!!. Basta de machismo. El horno puede ser bien macho y encargarse de parir cerámica a partir del barro. ¿Sabía que los caballitos de mar machos  se embarazan?

Para la cocción hay que cargar al bigotón con las piezas, cerrar la puerta con ladrillos e iniciar un fueguito tranqui en la cámara de abajo (dos horas de templado, tres horas de fuego intenso in crescendo )

Horno botella El bigotón

Busco a Sudakia en el barro, en la tierra. Pacha Mama me guiará en estos tiempos aciagos. El bigotón, hecho de ladrillos de barro cocido y revocado con barro, se encargará de transformar otros barros en cerámica.

El blogsito hace mucho que no dice nada. Solo algunas canciones, musiquitas. No hay producción propia.

Tomaré tres estrofas del Flaco.

Si no canto lo que siento
me voy a morir por dentro.
He de gritarle a los vientos hasta reventar
aunque solo quede tiempo en mi lugar.

Ya lo estoy queriendo
ya me estoy volviendo canción
barro tal vez…

Alberto Spinetta

El doctor Tissot y los problemas de la nación

Robado al blog Arte Floral para Rumiantes.

Artefloralpararrumiantes

En España a los ministros, cuando se les ha pasado la amargura del cese, se les hace un retrato. Un retrato por cuenta del erario público, naturalmente, que hermoseará las paredes del ministerio. Es una costumbre no exclusiva de este país que desde la administración central del Estado se ha derramado a las periféricas. Y así podemos encontrar retratos de presidentes autonómicos, alcaldes, concejales, consejeros, presidentes de diputación, etcétera embelleciendo los corredores de tantos caserones, conventos o caballerizas reconvertidas en templos del poder civil después de la correspondiente —y siempre carísima— intervención arquitectónica.

Antes de hacer el retrato del ministro cesante, se deja pasar el tiempo del duelo. Es lo prudente, porque un ministro recién destituido es como una cinta de lomo de cerdo sin castrar. Puro bravío. No es bueno que ese bravío eche a rodar por los pasillos del ministerio que luego han de recorrer los representantes de las grandes corporaciones…

Ver la entrada original 788 palabras más

Sin enroque

A veces cuando te cortan todas las salidas a Sudakia solo te queda un último recurso.
SIN ENROQUE – Letra: Luis Alposta – Música: Daniel Melingo

Pudiendo ser oblicuo y pendenciero
en su insólito mundo ajedrezado,
nunca participó del entrevero,
ni siquiera comiendo de costado.

Prefirió la quietud de un casillero
donde irónico juego le fue dado.
Él, que buscó ser libre en el tablero,
se vio en un laberinto confinado.

Fue entonces que atacó y quedó pagando.
No vio a esas piezas blancas aguardando
y enfurecido se largó al combate.

Lo dejaron venir… Lo acorralaron…
De movida nomás, lo enchalecaron…
y en el Borda le dieron jaque mate.

 

fools_mate_animation

(Mate del loco. Aunque aquí las que pierden son las blancas)

 

” a los locos” Mural de Luxor. La Plata. Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

El propio Luis Alposta explica desde su psiquiátrico lunfardo el contexto de esta letra.
http://mosaicosportenos.blogspot.com.ar/2011/06/acerca-de-algunas-voces-populares-en.html

Sudakia en movimiento (a no bajar la guardia)

Muchas veces me pregunto: ¿que estamos haciendo acá?
Dejo de pensar y veo que, al final,
siempre estarás, siempre estarás en mi.
He llegado a no escucharte tocar fondo.
Tanta inmensidad, perdidos de verdad aquí;
y es que siempre estarás, siempre estarás en mi.
Una voz, como un sentimiento, como una canción;
algo mas que me ayude a respirar,
a seguir, a no bajar la guardia, siempre a seguir,
no esperes, no te enseñan a vivir.
Movimiento, las cosas tienen movimiento;
la oportunidad de estar en libertad
es que siempre estarás, siempre estarás en mi;
como un soplo, como una lluvia o como un rayo de luna
oxigenaras mi vida hasta estallar…
y es que siempre estarás, siempre estarás en mi.
Una voz, como un sentimiento, como una canción;
algo mas que me ayude a despertar,
a seguir, a no bajar la guardia, siempre a seguir,
no esperes, no te enseñare a vivir…