A Sudakia con el corazón en la mano

20190904_075828

Street art La Plata. Calle 36 entre 19 y 20. Foto El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.5. Pinche para agrandar. Vale la pena. Es una panorámica hecha con una obra de más de 12 metros de largo. Ignoro el nombre del autor del mural.

Tocate “aquí estoy con el corazón en la mano”, le dije al gordo Dave  Williams. Y se puso al piano con un jazzito de Nueva Orleans.

Calles de Sudakia

A Sudakia la busco en la calle. Camino.

Y junto con Leo Maslíah me pregunto

Si hay una calle llamada Constitución
y hay una calle Constituyentes
Si hay una calle llamada Libertador
y hay otra calle que es Libertad
¿Por qué será? ¿Por qué será que
ninguna calle se llama Opresión?
¿Por qué será? ¿Por qué será que
ninguna calle se llama
Flagrante violación a la Constitución?
Si hay una calle llamada Defensa,
¿por qué no hay que se llame Ataque?
Si está la calle llamada Trabajo,
¿por que no está la que se llama Explotación?
Si hay una calle Del Comercio,
si hay una calle De la Industria,
¿por qué no está la calle, la calle, la calle
De la Especulación financiera?
¿Por qué no está la calle De la Indexación?
¿Por qué no está la calle De la hiperinflación?
¿Por qué no está la calle De la desocupación?
Si hay una calle llamada Igualdad
¿Por qué será? ¿Por qué será que
ninguna calle se llama Todo para mí y nada para ti?
Si hay una calle llamada Independencia
¿Por qué no hay otra que se llame Total independencia del Fondo Monetario?
¿Por qué no hay otra que se llame También dependemos del Banco Interamericano de Desarrollo?
Si hay una calle llamada Justicia
¿Por qué no hay otra llamada Me cago en vos?
Si hay una calle llamada Fraternidad
¿Por qué no hay otra que se llame Yo contigo no tengo nada que ver?
Si hay una calle llamada Democracia
¿Por qué no hay otra que se llame Dictadura militar?
Ninguna calle se llama Depresión
Ninguna calle se llama Recesión
Ninguna calle se llama Refinanciación
Ninguna calle se llama Carta de intención
Ninguna calle Privatización
Ninguna calle se llama Inquisición
Ninguna calle Malversación
Ninguna calle se llama Subió la papa
Ninguna se llama Promesa electoral
Si hay una calle que se llama Libertad
¿Por que no hay otra que se llame Represión?
Si hay una calle que se llama Trabajo
¿Por qué será, por qué será que
Ninguna calle se llama Cansancio?
Si hay una calle llamada Trabajo
¿Por qué será, por qué será que
Ninguna calle se llama Paro general?
Si hay una calle llamada Trabajo
¿Por qué será, por qué será que
Ninguna calle, ninguna calle
se llama, se llama Diversión?

Digo yo:
Si hay una calle que se llama   Vilcapugio
y hay una calle que se llama  Combate de Pocona…
¿por qué será
por qué será que
no  hay una calle que se llame
Diego Maradona?

Street art La Plata. Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

Sudakia en la Plaza IV

Hoy encontré a Sudakia en Plaza de Mayo.Lo vi a Miguel caminando entre lo que ya había dibujado

Miguel Rep caminando entre la gente hoy en la marcha. Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 5.0

 

Ilustración de Miguel Rep. Contratapa de Pagina 12 del 24/03/2019

Había de todos los pelajes:

Estela de Carlotto (Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo) Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 5.0

Hebe de Bonafini (Presidenta de Madres de Plaza de Mayo) Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 5.0

Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo, Línea Fundadora Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 5.0

¡Todos los pelajes! Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 5.0

Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 5.0

Me clavé un chori y me perdí entre la multitud memoriosa. Si. Hay que juntarse.

Y éramos muuuuchos

rscn9246.jpg

Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 5.0

Tortas en Sudakia

En La Biela rajaron a una pareja de mujeres por acariciarse.

Mural de Jony Go. La Plata.  diagonal 74 y Plaza Alsina. Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0 Su propia foto está en su Facebook, la mía es de teléfono celular.


Sudakia es ancha y diversa.

Frontera de Sudakia (Frontera de la Palabra II)

Hace algo más de un mes hablábamos con el Comandante Cansado sobre su tesis de doctorado. El me explicaba sobre lo fantástico y aquello que resulta condición suficiente y necesaria para su definición. En fin… en medio de la charla aparecieron los gendarmes coimeros…si. Ahora explico.
Definir algo es ponerle un límite. Es establecer un territorio que especifica lo que algo es, y a partir de dónde deja de serlo.
Le dije que más que límites, para el caso de … (y no me acuerdo ya a qué hacía referencia), más que límites había allí una frontera porosa con gendarmes coimeros que generosamente levantaban las barreras conceptuales.
El Comandante quedó algo desconcertado. Esta era una metáfora inusual.
Y recordando ahora ese incidente, pienso que de lo que yo estaba hablando era de Sudakia. ¿Dónde empieza Sudakia?… ¿Dónde termina?… Estamos en un territorio simbólico, Schütz diría una provincia de significado, con fronteras porosas y gendarme coimeros y bastante borrachos (esto último de las fronteras y los gendarmes lo digo yo).
En Sudakia no hay cartógrafos.

Mural: Luxor. (La Plata). Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

El tiempo III (brujos del reloj)

A La Casa de al lado la escuché por primera vez cantada por Liliana Herrero. -esa vez me hizo llorar y cada vez que la escucho por ella me produce lo mismo. Luego por el mismo Fernando Cabrera. Ahí pude apreciar la letra. Fernando tiene una manera de frasear única, y como además es el autor, le imprime un sentimiento particular. Fernando es inclasificacable y su arte también lo es.
Descubrí ahora la versión de La Triple Nelson.
Ellos son rockeros. Imaginé que destrozarían el tema. No. Hay un ritmo funk mezclado con el estilo vocal Joe Cocker del gordo Cary que transforman la canción en rítmica, casi alegre.

La letra habla del tiempo de Sudakia, congelado, pues como todos saben, los sudakios somos brujos del reloj.
-No señor, acá no es Sudakia, pregunte en la casa de al lado por favor-

La casa de al lado
No hay tiempo, no hay hora, no hay reloj
No hay antes ni luego ni tal vez
No hay lejos, ni viejos, ni jamás
En esa olvidada invalidez

Si todos se ponen a pensar
La vida es mas larga cada vez
Te apuesto mi vida una vez mas
Aquí no hay durante ni después

Deja no me lo repitas mas
Nosotros y ellos vos y yo
Que nadie se ponga en mi lugar
Que nadie me mida el corazón

La calle se empieza a incomodar
El baile del año terminó
Los carros se encargan de cargar
los restos del roto corazón

Acá en esta cuadra viven mil
Clavamos en tiempo en un cartel
Somos como brujos del reloj
Ninguno parece envejecer

Sténcil La Plata. Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

Mi abuelo me dijo la otra vez
Me dijo mi abuelo que tal vez
Su abuelo le sepa responder
si el tempo es mas largo cada vez

Discrepo con aquellos que creen
que hay una sola eternidad
Descrean de toda soledad
Se engaña quien cree la verdad

Acá no hay tango
no hay tongo ni engaño
Aquí no hay daño
que dure cien años
Por fin buen tiempo
Aunque no hay un mango
Estoy llorando
tou me acostumbrando

Se pasa el año se pasa volando
Ya no hay mas nadie que pueda alcanzarnos
Y yo mirando sentado en el campo
Como se pasa el año volando

No pasa el tiempo no pasan los años
Inventa cosas con cosas de antaño
A nadie espera la casa de al lado
Se va acordando, se acuerda soñando Se va acordando

Por eso te pido una vez mas
tomátelo con tranquilidad
Puede ser ayer, nunca o después
Pero tu amor dame alguna vez. Bis.

 

Sudakia Horizontal y vertical ( un post del viejo blogsito de año 2012)

Horizontal. Street Art, barrio de Tolosa, La Plata, Argentina. Fotop: El Sudaca  Renegau. Licencia CC 2.0

Para los Wichi, en otro tiempo, en la tierra todos eran hombres porque las mujeres eran del cielo.

Ellos vivían en el monte y acostumbraban a encender el fuego y a sentarse a su alrededor. Para alimentarse mataban quirquinchos y los ponían a asar. Antes de ir a dormir dejaban los restos para el día siguiente, pero al despertar comprobaban que se los habían robado.
Decidieron entonces dejar a alguien para que vigilara en su ausencia y el loro se ofreció a hacerlo.

El loro escuchó un ruido que venía de arriba y apareció una escalera. Empezaba en el cielo y llegaba hasta la tierra. Por ella bajaron las mujeres. Se sentaron alrededor del fuego y luego de calentar su comida se la comían, con la boca de arriba y la boca de abajo.
Las mujeres lo llamaron con engaños y el loro accedió a bajar y a sentarse con ellas. Una de las mujeres le convidó una fruta amarga que le quemó la boca. La lengua del loro quedó negra y ya no pudo hablar.

Así fueron distintos los animales que vigilaban. Y al intentar tener sexo con ellas, sus penes eran devorados.

El zorro, ya castrado por un intento, se talló un pene de madera. Y así fue rompiendo los dientes de la boca de abajo. Bueno… todos no. Uno sigue.

Vertical. Sreet Art Barrio Meridiano V, La Plata, Argentina. Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

La contabilidad del porotómetro

Años buscando.
Sigo las bitácoras de exploradores anteriores. El violinista alemán Thomas Baltzar la buscó y dejó datos cartografiados. El violinista Patrick lo intenta, pero es de madera. Es joda Patrick Wood… sublime. Parece que Sudakia está en G menor.  ¿G menor?…

Sudakia barroca. No está mal. ¿Será?…Mmmm dijo la nutria y se tiró a la agua.

El otro que dejó notas de su búsqueda fue el rusito Cohen. El tipito reafirma lo de Baltzar. Sudakia está en G menor.

G menor debe ser un mensaje secreto, una clave. Un punto. ……¡¡¡El Punto G!!!

Ilustración de Alberto Montt. Hallado en su web

Allá fui. Ella llegó a Sudakia.  🙂

Sigamos buscando… Perá un cachito:
Si A es la,
B es si,
C es do,
D es re,
E es mi,
F es fa ,

G es Sol.  Si Sudakia es G y G es sol, ¡¡¡¡Sudakia es sol!!!!. Eureka

Mural de Luxor. La Plata. Foto El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

Ta bien, no es sol. Putamadre. Con esa cara de ojete seguro que no es Sudakia, otro error del carácter transitivo.

Esto en política ocurre mucho. ¡A ver muchach@s si dejamos de hacer mal la contabilidad del porotómetro!.

Sudakia…un día serás de verdad.

Quien te viera
pensar mientras
sola llevas sombras del jazmín
sobre tu cabeza

Mural Calle 8 de Octubre, Montevideo Uruguay. Hallado en el blog Con la Cámara en el Bolsillo

Quien pudiera
ser la pena
que entre el agua
descansa en tus ojos
triste luna llena
Si supieras
que un día serás de verdad
y habrá quien me quiera.

La pájara voló (dijo que se fue a Sudakia)

En enero de este año publiqué esta entrada. La reedito con postdata


En el 2012 yo pensaba que Luxor era una mujer por la temáticas de las pinturas de esa época.

Luxor. Artista popular platense. Foto Santiago Goicoechea. Los derechos le pertenecen

 

……………………….

El arte libre suele ser matado por la propaganda política o comercial. Los afiches tapan las obras de los artistas callejeros. Algunas veces son otros artistas que desesperados por encontrar superficies aptas, terminan tapando obras ajenas.

El caso de Luxor es singular. Se tapa a si mismo.

Street Art. Mural de Luxor. Sin clientes no hay prost…Vamos las mujeres
Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

Street Art. Mural de Luxor. Las Mujeres Deciden
Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

Tal vez simplemente la pájara decidió cambiar de posición y Luxor no tuvo nada que ver. Ella decide


PD: del 5/7/2016

Pasé por la esquina de la pájara. Se fue. Dejó un fueguito.

Mural Luxor. La Plata. Foto (pedorra de celular) El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

Me pasé por el Facebook de Luxor a ver si encontraba esta foto y algún comentario suyo en relación a la obra. Su comentario fue  “Siembra, resiste, crece, lucha….buena semana….”