Sudakia libre

Tomo como está la entrada de mi antiguo blogsito El Sudaca Renegau escrita en el 2011 que siempre vuelve a saludar. En su momento se llamó Cultura Libre

* * *

Usted escucha el canto del gallo, o el despertador y lo apaga, esquiva la ropa tirada a los pies de la cama, se desplaza hasta afuera de la tienda o hasta el baño. Hace pis, se lava los dientes. Si meó la tabla, la seca para que no lo reten. Si es mujer no meará la tabla, pero no tendrá el privilegio de mear colectiva y simultáneamente con sus hijos varones en una ceremonia escatológica profunda.
Tal vez se duche, o se bañe en el río. Puede rascarse un poco las partes, y se prepara el desayuno. Pone el agua para el mate, o su café, o su tocino con huevos fritos, o su feta de antílope.

Usted no reflexiona sobre lo que hace. El cepillo, el inodoro, la perilla de la luz, la canilla, el microondas están allí y usted los usa, sin más. A esa hora, el infinito, el sida de África y la vida eterna le son ajenos.

Prende la radio o la tele, o la compu, o levanta a los chicos, o reza mirando a la meca, o a un crucifijo, o se masturba, o tiene sexo matutino con su pareja con aliento a triceratops. No necesita saber de circuitos, de mecánica cuántica, de cinética, de hidráulica, de electricidad, de fisiología, de flúor, de microprocesadores. Hace su rutina de acuerdo a su vida. Eso que hace, lo hace como miembro de un colectivo que ya ha inventado el microondas, el cepillo de dientes, la pasta, el inodoro, la compu, la religión, el mate amargo,etc. Usted está reproduciendo la cultura de su época.

Quiero entrarle al asunto de la cultura libre, que es como el amor libre. No… Bueno no sé. ¿El trono o María?… después de todo el trono solo lo quiero para posarme sobre él y satisfacer mis deseos desde los más sublimes a los más perversos… en cambio a la María la quiero para… caramba… Qué coincidencia!… (Parte del texto del Rey enamorado de Les Luthiers) (Pinche el enlace. Reirá… se lo garantizo)

Vio que la adjetivé con libre. Por ahí va la cosa. Nunca estuve de acuerdo con los funcionalistas, pero usaré su cuestionable definición de cultura por un cacho. Ellos ven a la cultura como un conjunto de instituciones creadas a los efectos de enfrentar el etres cotidiano. Lo que está cumple funciones, sirve para algo. Por ejemplo, el matrimonio para resolver la herencia. (No creo que todo elemento cultural tenga una función, pero eso es otro tema). La antropología es hija del colonialismo: había que saber la función cumplían las instituciones de los no europeos para dominarlos.

Si aceptamos por un rato que la cultura -además de muchas otras cosas- es un recetario que le permite afrontar el estres cotidiano, no debe inventar cada día el subte para llegar al trabajo. (Podrá decir que viajar en metro es estresante, que la cultura misma es estresante, y tendrá razón, pero nos apartaremos de la definición funcionalista, que estamos usando ahora). Un cazador recolector no debe inventar cada día el arco y la flecha.

[Mire. una definición no funcionalista de cultura podría ser considerarla como la producción de fenómenos que permiten por un lado reproducir, y por otro transformar el sistema social. Entonces hay mecanismos de representación y/o de reelaboración simbólica de las estructuras materiales]

Pero sigamos por este post con la definición funcionalista. Si le pasara la genialidad de inventar algo nuevo, puede incorporarlo al repertorio de recetas de la cultura. Estará para que otro lo use, lo adecue a sus necesidades, lo transforme, lo replique.

El acceso a la cultura es desigual: no es lo mismo que usted sea hombre, mujer, grande chico, gerente de Mc Donalds o empleado del mes. Las pistas, los recetarios, son de acceso diferencial. Algunos los aprendió mirando, otros en la calle, otros se los enseñó su mamá, un chamán, su tío Enrique o la escuela. Viene como herencia oral o escrita. La información que acumule morirá junto a usted si no la comparte.

Por algunas pistas tuvo que pagar. Hay recetarios que son mercancía: su razón de ser para el que los hace, es resolver su propio problema económico; da las respuestas a los problemas de otro a cambio de dinero. Eso no está ni bien ni mal. (o si, pero ahora no trataré ese punto). La cuestión es que no revela su secreto. Cree que solo podrá sobrevivir si nadie más que él lo conoce. O vende el derecho a usarlo.

El equipo que trabajó en el proyecto genoma humano trató de patentarlo. Los laboratorios que hacen medicamentos, escamotean la información. Podrían venderlos y cobrar por el servicio de hacerlo, pero no. Quieren cobrar también por ser los inventores.

Imagine que un cazador no informe sobre la madera adecuada para fabricar los arcos. El tipo sería un hijo de puta. La supervivencia del colectivo en manos de un especulador. Si quiere cobrar una pieza de caza por el servicio de fabricar arcos, vaya y pase, pero no por avisar dónde está la caza, o la madera adecuada para hacerlos. Escamotear la información pone en riesgo a todos. (Copyright, que le dicen). El mayor logro de un músico es que los que canten sus canciones no sepan quién las hizo. Ahí se transforma en un verdadero músico popular. Su obra, ahora es nuestra.

Un ejemplo de esto es el software libre

Posiblemente usted no esté en condiciones de meter la mano bajo el capot de su auto, o el capot del su sistema operativo que hace que funciona su compu. Pero sería fantástico que si quiere hacerlo, pueda.

¿Cómo se hace para que la cultura sea accesible para todos y a la vez, los productores de cultura puedan vivir de lo que hacen? … Se la dejo picando (Le puse cultura libre l porque el tema da para más) Pinche el enlace, el Sr. Juan Carlos me lo sugirió y todavía no paro de reír.

Sigue aquí.

PD (del 2011): para lo que sigue estoy pensando en el potlatch, el kula, el trabajo colaborativo, Wikipedia, TED, copyleft y cosas así. Le sugiero que lea sobre todo esto, busque, así no pienso tanto. Incluso si escribe como seguir, puede mandármelo.

Anuncios

Plutocracia , Mercosur, Uropa y después.

La plutocracia sudaca necesita demostrar logros en un escenario pre-electoral. Entonces vende el neo pacto Roca-Runciman como una promesa de bienestar futuro.

Algunos países del Mercosur festejan (Bolivia, Uruguay) porque no tienen industria nacional que rematar y esencialmente son exportadores de materias primas. Tendrían nuevos mercados futuros donde colocar carne y vegetales.

Pero los países con cierto desarrollo industrial del Mercosur (Brasil, Argentina) no tendrían tanto para festejar. Carlos Bianco, ex Vicecanciller económico anuncia la muerte del desarrollo industrial automotriz entre otras cadenas de valor.  “El acuerdo es la muerte de la industria automotriz en la Argentina.”

Pero Marcelo Brignone dice que hay una falacia en el análisis de la dicotomía productores primarios/industriales  para analizar el posible  acuerdo entre Mercosur y Comunidad Europea.

 MARCELO BRIGNONE Y EL ACUERDO MERCOSUR – CEE

El tipo dice en pocas palabras que el supuesto acuerdo es un blef. Una presión de Alemania a EEUU ahora que Trump se puso cabrero y quiere cortarle el chorro a Europa. El déficit comercial que tiene EEUU en relación a Europa quiere eliminarlo cerrando la compra. Entonces Alemania hace el circo para demostrar que si quiere abre nuevos mercados, por ejemplo comprándole al Mercosur.

Un acuerdo que  nunca sería ratificado en el parlamento europeo porque lo que tiene Mercosur para ofrecer son productos primarios, y una cuota de compra agrícola perjudicaría a los productores europeos. Sólo somos una excusa en la pulseada EEUU-Europa. Parece que hay amor, que venderemos limones, pero en el fondo se trata de dinero.

 

Limonchiki es  canción judía ucraniana que trata  de una pareja de enamorados. Pero en realidad es sobre el dinero, porque limonchiki (pequeños limones) en el argot ruso es “millones de rublos”.

¿Y Sudakia?…   Sudakia está klezmer.

Ojo con no pinchar los enlaces que puse. Hay audios excepcionales.

 

Invierno. Me quedo en casa

Esta entrada es del viejo blogsito del 14/07/2011. Pero vuelve oportuna


Hemisferio Sur, La Plata. Invierno.

Salamandra, música en el equipo. Hacha, humo, niños, mujer, mate, cucharita. Me quedo en casa.

Y si Piazzolla no resulta pruebe con Miles Davis Blue in Green

Sudakia está en casa

Sudakia en la resistencia

La noche de 12 años es una película basada en el libro “Memorias del calabozo” de Mauricio Rosencof y Eleuterio Fernández Huidobro, y dirigida por Alvaro Brechner (2018).
La película está inspirada en los años de encierro y aislamiento que sufrieron José “Pepe” Mujica, Mauricio Rosencof, Eleuterio Fernández Huidobro y seis compañeros tupamaros más.

Se decide que en lugar de asesinarlos se los quebraría física y psicológicamente encerrándolos y prohibiéndoles hablar, comer y dormir. Así permanecieron durante doce años y meses.

Silvia Pérez Cruz canta en la película La Noche de Doce Años.

Lo primero es Siga el Baile. (No encontré el registro)

Lo segundo es The Sounds of Silence de Paul Simon. Le sale un blues del carajo

Al poema de Mauricio Rosencof que hace a partir de una pluma que entra por la ventana, Silvia lo transforma en canción
Plumita
¿Dónde está tu pájaro, plumita?
—Mi pájaro es un sueño. Se ha volado.
—¿Volverá?
—Nunca se va: Vuela y permanece,
Como vuela y permanece todo lo soñado.

 

Todo el guión la inspira para esta canción que se escucha en los títulos

Mauricio Rosencoff habla de su vida y su obra La Noche de Doce Años

Mauricio le regala al Ñato (Eleuterio Fernández Huidobro) un poema que le entrega a golpes de nudillo en código morse. El Ñato está del otro lado de la pared en la otra celda.

Y si este fuera mi último poema

insumiso y triste

raído pero entero

tan solo una palabra escribiría

compañero.

Sudakia puede estar en la resistencia.

Agüita linda

Una entrada viejita ha llegado desde el 2013 a saludar.


Caminando hacia Sudakia por la calle 5 levanto la vista. Saint-Exupéry, le hizo decir al principito que los adultos no miran hacia arriba. Desde que leí ese pasaje (a los seis años) tengo tortícolis, pero descubro cosas.

autoridad del agua

Un edificio administrativo provincial con autoridad sobre el agua.

Interesante.

Parece que Sudakia y el agua tienen conexión.

Wittfogel me comentó una vez (Chiste. Nunca tuve ese privilegio) que en China y gran parte de Asia, el Estado surgió a partir del control del agua. El agua es imprescindible para vivir. Las obras hidráulicas para encauzar las corrientes, defenderlas, regular sus flujos, generaron la burocracia y el ejército… o sea el estado.
Los evolucionistas proponían secuencias de complejidad creciente para las organizaciones humanas: bandas/tribus/reinos/señoríos/estados con diversas variantes.

Siempre hubo una tendencia para explicar las formas sociales en clave de evolución: de lo más simple a lo más complejo, de lo primitivo a lo civilizado, de lo más pior a lo más mejor.

Otra tendencia es la teleología. Podemos recordar al cabezón, con eso de que estamos condenados al éxito.

No me pondré aquí a criticar el evolucionismo, que es evidentemente débil teóricamente. Además siempre al final de la escala evolutiva está la sociedad a la que pertenece el creador de la escala.

Tampoco criticaré en mi sudakia querida al pensamiento teleológico ni al determinismo geográfico/ambiental para la explicación de la cultura.

Los textos sobre el despotismo oriental de Wittfogel revelan una relación significativa entre el tipo de formación social y el agua, a la que no habría que desatender. Quien controla el agua, en este planeta, tiene el poder.

No sé si Sudakia será una banda. No creo que sea tribu, reino o señorío. No sé si será un estado. No creo. Lo que si, me permito una reflexión sudakiana:

Hay que tener el poder suficiente y autoridad como colectivo para controlar que nadie que nosotros no queramos, tenga el poder y la autoridad suficiente para controlar el agua.

Y dicho esto, dejo atrás el edificio autoridad del agua (de dudosa autoridad) y recuerdo este cuento del niño Roberto Fontanarrosa que recoge las lecturas conspirativas, que primero me hicieron reír, y al final se me heló la sangre


Y pa despedirnos, el Nigger versiona a Los Piojos.

Calles de Sudakia

A Sudakia la busco en la calle. Camino.

Y junto con Leo Maslíah me pregunto

Si hay una calle llamada Constitución
y hay una calle Constituyentes
Si hay una calle llamada Libertador
y hay otra calle que es Libertad
¿Por qué será? ¿Por qué será que
ninguna calle se llama Opresión?
¿Por qué será? ¿Por qué será que
ninguna calle se llama
Flagrante violación a la Constitución?
Si hay una calle llamada Defensa,
¿por qué no hay que se llame Ataque?
Si está la calle llamada Trabajo,
¿por que no está la que se llama Explotación?
Si hay una calle Del Comercio,
si hay una calle De la Industria,
¿por qué no está la calle, la calle, la calle
De la Especulación financiera?
¿Por qué no está la calle De la Indexación?
¿Por qué no está la calle De la hiperinflación?
¿Por qué no está la calle De la desocupación?
Si hay una calle llamada Igualdad
¿Por qué será? ¿Por qué será que
ninguna calle se llama Todo para mí y nada para ti?
Si hay una calle llamada Independencia
¿Por qué no hay otra que se llame Total independencia del Fondo Monetario?
¿Por qué no hay otra que se llame También dependemos del Banco Interamericano de Desarrollo?
Si hay una calle llamada Justicia
¿Por qué no hay otra llamada Me cago en vos?
Si hay una calle llamada Fraternidad
¿Por qué no hay otra que se llame Yo contigo no tengo nada que ver?
Si hay una calle llamada Democracia
¿Por qué no hay otra que se llame Dictadura militar?
Ninguna calle se llama Depresión
Ninguna calle se llama Recesión
Ninguna calle se llama Refinanciación
Ninguna calle se llama Carta de intención
Ninguna calle Privatización
Ninguna calle se llama Inquisición
Ninguna calle Malversación
Ninguna calle se llama Subió la papa
Ninguna se llama Promesa electoral
Si hay una calle que se llama Libertad
¿Por que no hay otra que se llame Represión?
Si hay una calle que se llama Trabajo
¿Por qué será, por qué será que
Ninguna calle se llama Cansancio?
Si hay una calle llamada Trabajo
¿Por qué será, por qué será que
Ninguna calle se llama Paro general?
Si hay una calle llamada Trabajo
¿Por qué será, por qué será que
Ninguna calle, ninguna calle
se llama, se llama Diversión?

Digo yo:
Si hay una calle que se llama   Vilcapugio
y hay una calle que se llama  Combate de Pocona…
¿por qué será
por qué será que
no  hay una calle que se llame
Diego Maradona?

Street art La Plata. Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

Danza de Sudakia

Sudakia ya tiene mapahimno, banderaplaza, rutas, arrabal, religión, arroyo, ríomáquina, circo, clubcontabilidad , dulce, postre, piano,  hasta oreja tiene. ¡Le falta una danza!…
Se la encargué a Eduardo Mateo.
Dice Mariana Ingold:

¿Cómo se baila? Sencillo, sin saber cómo, Mateo te guía y seguro te pone una sonrisa en la cara.

A la versión por Mateo no la conseguí. Hay muchas. La de Pedro Aznar es bella.

No me decidía si poner la de Hierbacana (unas minas platenses geniales) o la de Kevin Johansen y Fernando Cabrera.  Van las dos.