Acerca de El Sudaca Renegau

https://sudakia.wordpress.com http://autismosudaca.wordpress.com http://economiasocialfines2.wordpress.com http://buscandoblogblog..wordpress.com http://elsudacarenegau.wordpress.com

Aquilea sudaca

Fabian Cortés (Rodolfo Mederos), bandoneonista en el exilio parisino, quiere volver a Aquilea, su Sudakia.

Cada tanto se le aparece el fantasma de Eduardo Arolas, bandoneonista argentino muerto. Pero él piensa que Arolas está vivo.

En Sudakia las cosas no están bien, de todas maneras Fabián quiere volver.

Las Veredas de Saturno es la segunda parte de La Invasión. La invasión transcurre en Aquilea, con guión de Borges y Bioy  Casares.

Fabián tiene amigos y pareja en París. Uno de ellos es el pintor argentino Mario (Edgardo Lusi). El actor Edgardo Lusi, encarna a Mario, que en realidad es el pintor argentino Antonio Seguí.

Fotograma de la película Las Veredas de Saturno, 1986. Dir. Muchnik

Fotograma de la película Las Veredas de Saturno, 1986. Dir. Muchnik

 

Maipo, de Arolas, interpretada por Rodolfo Mederos

Música

Las veredas de Saturno, 1986,  Director: Hugo Santiago Muchnik. Guion Juan José Saer, Hugo Santiago, Jorge Semprún

 

El enlace para descargarla (es necesario Amule/Emule/eDonkey) pinche aquí .
Anuncios

Sudakia tucumana

¿Y si Sudakia llega a ser tucumana?… Ya lo jazzeó el Cuchi.

Si llega a ser Tucumana

Si la cintura es un junco
Y la boca es colorada,
Si son los ojos retintos…
Esa moza es tucumana.

Eulogia. Ilustración de Roberto Fontanarrosa

Si es dulce como esa niña
Y airosa cuando la bailan,
Si te gana el corazón…
Esa zamba es tucumana.

Y si la moza y la zamba llegan a ser tucumanas,
Ahogate en agua bendita que ya ni el diablo te salva.

Si es redondita y jugosa
Lo mismo que una naranja,
Si es noche cerrada el pelo…
Esa moza es tucumana.

 

 

Si a las sombras del pañuelo
Le va anudando distancias,
Si te consuela y te miente…
Esa zamba es tucumana.

Miguel Ángel Pérez (Letra) – Gustavo Cuchi Leguizamón (música)

Hernán Ríos agarra la partitura ya medio jazzeada por el Cuchi y le pone su toque.

Sudakia es zamba.

Plutocracia , Mercosur, Uropa y después.

La plutocracia sudaca necesita demostrar logros en un escenario pre-electoral. Entonces vende el neo pacto Roca-Runciman como una promesa de bienestar futuro.

Algunos países del Mercosur festejan (Bolivia, Uruguay) porque no tienen industria nacional que rematar y esencialmente son exportadores de materias primas. Tendrían nuevos mercados futuros donde colocar carne y vegetales.

Pero los países con cierto desarrollo industrial del Mercosur (Brasil, Argentina) no tendrían tanto para festejar. Carlos Bianco, ex Vicecanciller económico anuncia la muerte del desarrollo industrial automotriz entre otras cadenas de valor.  “El acuerdo es la muerte de la industria automotriz en la Argentina.”

Pero Marcelo Brignone dice que hay una falacia en el análisis de la dicotomía productores primarios/industriales  para analizar el posible  acuerdo entre Mercosur y Comunidad Europea.

 MARCELO BRIGNONE Y EL ACUERDO MERCOSUR – CEE

El tipo dice en pocas palabras que el supuesto acuerdo es un blef. Una presión de Alemania a EEUU ahora que Trump se puso cabrero y quiere cortarle el chorro a Europa. El déficit comercial que tiene EEUU en relación a Europa quiere eliminarlo cerrando la compra. Entonces Alemania hace el circo para demostrar que si quiere abre nuevos mercados, por ejemplo comprándole al Mercosur.

Un acuerdo que  nunca sería ratificado en el parlamento europeo porque lo que tiene Mercosur para ofrecer son productos primarios, y una cuota de compra agrícola perjudicaría a los productores europeos. Sólo somos una excusa en la pulseada EEUU-Europa. Parece que hay amor, que venderemos limones, pero en el fondo se trata de dinero.

 

Limonchiki es  canción judía ucraniana que trata  de una pareja de enamorados. Pero en realidad es sobre el dinero, porque limonchiki (pequeños limones) en el argot ruso es “millones de rublos”.

¿Y Sudakia?…   Sudakia está klezmer.

Ojo con no pinchar los enlaces que puse. Hay audios excepcionales.

 

Invierno. Me quedo en casa

Esta entrada es del viejo blogsito del 14/07/2011. Pero vuelve oportuna


Hemisferio Sur, La Plata. Invierno.

Salamandra, música en el equipo. Hacha, humo, niños, mujer, mate, cucharita. Me quedo en casa.

Y si Piazzolla no resulta pruebe con Miles Davis Blue in Green

Sudakia está en casa

Sudakia en la resistencia

La noche de 12 años es una película basada en el libro “Memorias del calabozo” de Mauricio Rosencof y Eleuterio Fernández Huidobro, y dirigida por Alvaro Brechner (2018).
La película está inspirada en los años de encierro y aislamiento que sufrieron José “Pepe” Mujica, Mauricio Rosencof, Eleuterio Fernández Huidobro y seis compañeros tupamaros más.

Se decide que en lugar de asesinarlos se los quebraría física y psicológicamente encerrándolos y prohibiéndoles hablar, comer y dormir. Así permanecieron durante doce años y meses.

Silvia Pérez Cruz canta en la película La Noche de Doce Años.

Lo primero es Siga el Baile. (No encontré el registro)

Lo segundo es The Sounds of Silence de Paul Simon. Le sale un blues del carajo

Al poema de Mauricio Rosencof que hace a partir de una pluma que entra por la ventana, Silvia lo transforma en canción
Plumita
¿Dónde está tu pájaro, plumita?
—Mi pájaro es un sueño. Se ha volado.
—¿Volverá?
—Nunca se va: Vuela y permanece,
Como vuela y permanece todo lo soñado.

 

Todo el guión la inspira para esta canción que se escucha en los títulos

Mauricio Rosencoff habla de su vida y su obra La Noche de Doce Años

Mauricio le regala al Ñato (Eleuterio Fernández Huidobro) un poema que le entrega a golpes de nudillo en código morse. El Ñato está del otro lado de la pared en la otra celda.

Y si este fuera mi último poema

insumiso y triste

raído pero entero

tan solo una palabra escribiría

compañero.

Sudakia puede estar en la resistencia.

Pascin pinta Sudakia

Pascin es el seudónimo de Julius Mordecai Pincas (1885 -1930), pintor de origen búlgaro nacionalizado estadounidense que vivió en Francia.

Le pedí que me dibuje Sudakia. Que arranque con algo…No sé..¡Una ola!…

Como no soy bueno para el dibujo le encargué a Sfar que dibuje mi pedido de dibujo a Pascin.

Novela Gráfica Pascin: La java bleue. de Joann Sfar 2006. Página 9

Pacin dibuja minas en pelotas. También le va la explicación de la ola, porque sus modelos y él mismo permenecerán solo segundos inmóviles.

Pedirle a Pascin  que dibuje Sudakia es complejo. Necesito definir las cosas, ponerles nombre. Pascin se enoja.

Novela Gráfica Pascin: La java bleue. de Joann Sfar 2006. Página 71

Me manda a la mierda. Se va al cabarulo Le Sphinx  a escuchar a Frehel. Ella está hecha bosta, pero canta como una diosa.

 

 

Canelones de Sudakia

En el Hemisferio Sur estamos en otoño terminal cuasi inverno. Por acá hay frío, humedad, niebla matutina. En fin. El camino a Sudakia se pone complicado y hay que reponer fuerzas.
Unos canelones, unos vinos y seguimos. Cocina El Sabalero. El tipo es tradiconal para pensar el lugar de la mujer, pero cocinando y cantando es un monstruo sudaco.


Audio robado de Radio Sarandí 690

 

 

Regalo de Boda

La mujer recién casada
debe hacer de la comida
para sentirse querida
una cosa muy sagrada.
Si tenés cuatro cebollas
un ajito y dos morrones
cien gramos de champignones
ni pensés en ensaladas.
En un domingo de sol
picás todo menudito
y te cambiará el gustito
el aceite ‘e girasol.

Fritás a fuego bajito
sin que se te queme nada
ponés la carne picada
y tinto, sólo un chorrito
Y cuando mueran los rojos
y aparezcan los marrones
le encajás los champiñones
aceitunas y otros mojos
Mojitos como el laurel,
orégano, pimentón
sobre todo corazón
buscando el gustito aquél
el gustito de mamá
que se nos quedó en el sur.
Ahhh, no te olvides del yogur
que es lo que suaviza más.

Una salcita casera
con tocino y con tomate
hacés entre mate y mate
mientras pensás en zonzeras
Pero cuídese negrita
cuando empiece con panqueques
si se ponen muy tembleque
le quedarán tortafritas.

El fondo de la asadera
con salsa lo cubre en pleno
y no perderá el relleno
si emplea buenas maneras
como quien pone canciones
en el sueño de un bebito
un poco separaditos
coloca los canelones.

El queso se desparrama
sobre toda esta belleza
y mientras pone la mesa
le pega una buena horneada
y estimulando su esmero.
Y diciendo “a lo hecho pecho”
le dice ¡Muy buen provecho!
El Pepe y El Sabalero

Bien podríamos hacer una siestita antes de arrancar. Quién te dice que Sudakia no esté bajo las frazadas.