La realidad y la ficción II

Ella no sabe la tabla del 9, ni quién es Donald Trump, Mauricio Macri ni Jean-Claude Duvalier.
No le teme a Dios, ni al libre comercio, ni a la colectivización de los medios de producción.
Ella come las hojas del tomate cherry que plantó Eugenia en la huerta.
Solo el ladrido de mis perras Pepa y Canela la ponen en alerta.

Tomates de la huerta de Eugenia

Eugenia la filmó manducando hojas.

No hay dioses en el universo, no hay naciones, no hay dinero, ni derechos humanos, ni leyes, ni justicia fuera de la imaginación común de los seres humanos.

(…) Es relativamente fácil ponerse de acuerdo en que sólo Homo sapiens puede hablar sobre cosas que no existen realmente, y creerse seis cosas imposibles antes del desayuno. No convenceremos nunca a un mono para que nos dé un plátano con la promesa de que después de morir tendrá un número ilimitado de bananas a su disposición en el cielo de los monos.

(…) Así, desde la Revolución Cognitiva, los sapiens han vivido en una realidad dual. Por un lado, la realidad objetiva de los ríos, los árboles y los leones; y por el otro, la realidad imaginada de los dioses, las naciones y las corporaciones. A medida que pasaba el tiempo, la realidad imaginada se hizo cada vez más poderosa, de modo que en la actualidad, la supervivencia misma de ríos, árboles y leones depende de la gracia de entidades imaginadas tales como dioses, naciones y corporaciones.

Del capítulo 2 del libro DE ANIMALES A DIOSES: UNA BREVE HISTORIA DE LA HUMANIDAD de Yuval Noah Harari

Anuncios

Un pensamiento en “La realidad y la ficción II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s