Abrazo de polenta en Sudakia

Este post está completamente afanado. No hay ni un mínimo de creación de mi parte. Solo robo a mano alzada. Copy-paste del Tomi.

No hay corazón que no piensa
No hay cerebro que no late
No hay en la vida vergüenza
Que a piedrazos no se mate

No hay preguntas incoherentes
Ni hay respuestas agobiantes
No hay amigos obsecuentes
Ni hay hambre que los espante

No hay tardecitas eternas
Ni tiempo que haga el aguante
No hay memoria sin dos piernas
Ni hay olvidos deambulantes

No hay paz que tenga cautela
Ni hay guerra sin dios mediante
No hay almita sin secuelas
Ni hay secuelas atenuantes.

Tomas Müller

Hubo un día en que El Conejo y La Chirusa se abrazaron y  besaron. Sintieron sus olores y sabores. Esa magia puede verse aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s