Patria de Sudakia

En el 2011 se llamó La tierra de uno. Ahora llega a Sudakia como saludo de bienvenida. Quien dice Patria, dice Matria. En ese entonces la consigna tenemos patria no se había propuesto y el Comandante Chávez estaba vivo.

* * *

La patria, en su acepción griega, es la tierra de los padres. Pero dejándonos de griegadas, refiere a cuestiones identitarias. Es el lugar de uno.

Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0 Stencil La Plata

No es lo mismo patria, que estado, o que nación, o pueblo. El estado refiere a la organización jurídico-política. La nación es una ficción que se inventa para unir lo diverso. Según Benedict Anderson, es un artefacto al servicio de una clase, una comunidad imaginada. Por ejemplo, en Argentina, había que unificar diversidades culturales, idiomas. La generación del ochenta debe inventar una unidad. Se decreta una historia oficial y se desechan las otras. En un determinado territorio primará: un idioma, una religión, una moneda. La escuela sarmientina al servicio de la ficción de unidad. Uniformar, normalizar, modelar. La nación mapuche, por ejemplo, queda ubicada entre dos estados: Argentina y Chile. El estado boliviano reconoce ser una organización jurdico-política con varias naciones en su interior. La nación argentina: un nosotros con forceps.

De lo nacional-popular del peronismo, me llevo muy bien con lo popular. Lo nacional, según quien lo defina. Ayer vi en Telesur a Chávez recibir a Evo Morales. Le dijo: -Evo, esta es tu patria,… bueno tu otra patria… bueno la misma patria: Bolivia y Venezuela son la misma patria, hijas de Bolívar.

Sólo si nación es Carta de Jamaica de Simón Bolívar o Nuestra América de José Martí, entonces, me interesa (Léalas, por favor. Pinche y encontrará el ALBA, el Banco del Sur, UNASUR).

Caracas, Venezuela: Mural de los líderes latinoamericanos revolucionarios en la Plaza Bolívar. Foto Mario Antonio Martinez Martinez. Hallado en Fuck Yeah Marxism-Leninism

Pueblo/popular, tiene varias acepciones según el marco teórico del que lo plantea. Para los neogramscianos (por ejemplo Alberto Cirese) hay un carácter contra-hegemónico en esa categoría. No es solo el colectivo de abajo: es el subalterno que se opone activa y conscientemente a la cultura hegemónica. (No es la gran masa del pueblo de Gustave Le Bon en la marchita. ¡Le Bon, Le Bon, qué grandes sos!). Pero no olvide que esto es básicamente un blog pedorro. Sobre pueblo, hay un buen artículo de Horacio González que salió en Pagina 12.

Cuando uno se va, extraña los amigos, los recuerdos, los olores, los sabores. No puede extrañar el estado, o la nación, o el pueblo. La idiosincracia, los argentinos, es una ficción: ¿Qué argentinos? ¿El porteño del centro de Flores, el koya de Villazón, el correntino de los Esteros del Iberá?… ¿Ud extraña a todos esos ?…¡Imposible! Ud extraña el culo de su profesora de ingleś, las conversaciones hasta la madrugada con su amigo Mario, el picadito con los cumpas, la muzza con fainá y algún selecto pariente buena leche.

Muchas veces, eso que se extraña no se recupera. Hay amigos que se hacen macristas, o minas que se hacen feas, o feas que se hacen lindas. Cuando Ud. se encuentra con sus viejos amigos del secundario, o primario, hay allí una mezcla de nostalgia y decepción.

El exilio es algo extraño. En mi caso sería desarraigo y trasplante. No fue por peligro de vida que me tuve que ir, pero dejé cachos de biografía por distintos lados. Cuando la vieja se mudó me arrastró consigo siendo bebé. Volvió a hacerlo años más tarde. Luego me fui a estudiar. Pero encontré tierra húmeda: mi china. Allí donde ella esté, yo estaré. Es mi patria y mi bandera. La que no me deja caer cuando aflojo.

Serenata para la tierra de uno. María Helena Walsh
Porque me duele si me quedo
pero me muero si me voy,
por todo y a pesar de todo, mi amor,
yo quiero vivir en vos.
Por tu decencia de vidala
y por tu escándalo de sol,
por tu verano con jazmines, mi amor,
yo quiero vivir en vos.
Porque el idioma de infancia
es un secreto entre los dos,
porque le diste reparo
al desarraigo de mi corazón.
Por tus antiguas rebeldías
y por la edad de tu dolor,
por tu esperanza interminable, mi amor,
yo quiero vivir en vos.
Para sembrarte de guitarra
para cuidarte en cada flor,
y odiar a los que te lastiman, mi amor,
yo quiero vivir en vos.

Versión en piano de Adrian Iaies

Anuncios

5 pensamientos en “Patria de Sudakia

  1. Maravilloso post,compañero.Me hizo recordar un par de materias de la facultad, incluso. Y encima lo cuela al Iaies!, le declaraamor a la china y hace alusión humorística con pudor borgeano….
    Le voy a decir algo: además de arborescentes, sus posts son ubutu.
    Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s