Dulce de Sudakia. (en el 2011 se llamó Peronismo de moras y frutillas)

Hacer dulce es fácil: se cocina fruta con azúcar en proporciones y tiempo adecuado y luego se envasa en frascos esterilizados. Y si usted usa siempre la misma fruta y la misma marca de azúcar, el sabor será similar. Pero resulta que esto no es del todo así.

Vio que dos personas, con la misma receta, obtienen sabores diferentes… Es que hay algo de la subjetividad y la biografía del cocinero puesto allí. Pongamos el caso que los ingredientes sean exactamente iguales. No debería obtenerse un resultado distinto. Pero la manera de cortar, los grosores, las sutiles diferencia en las cantidades, la intensidad del calor, el interés, el tiempo para cada paso, son claves.

Yo le agregaría a esto, las circunstancias biográficas y trayectorias vitales de los involucrados en un proceso culinario. Hay allí una alquimia.

Para mi receta de moras y frutillas identifiqué los siguientes:

  • un padre exiliado que se quedó allá
  • un parque con árboles, justo en esta época las moras están maduras
  • 750 gramos de azúcar que no sea Ledesma. El dulce le saldrá amargo con toques de apagón. No se arregla con nada.
  • una olla Essen grande.
  • dos kilos de frutillas (justo en esta época los productores las rematan porque se maduran todas juntas) Si Ud. vive en otro lado, alejado del cinturón hortícola de La Plata, vea como lo resuelve.
  • hijos y mujer. Para esta receta sirven para ser feliz y para juntar fruta. Si no tiene, puede chamuyarl@ con la excusa del dulce.
  • ropa adecuada para que no le importe mancharse.
  • una visita de su padre.
  • una cucharada sopera de limón.

Procedimiento

  • ponga las reposeras en el auto, el equipo con mate, baldes y bolsas para juntar moras.
  • logre que todos suban al auto.
  • acérquese a un bosque con moreras.
  • ponga a la familia a juntar. Cada tanto cómase una mora y mánchese los dedos, la cara y las manos.
  • despliegue las reposeras.
  • hable de cosas intrascendentes a la sombra. Disfrutará, porque lo importante es lo no dicho.
  • juegue con sus hijos
  • grite un poco.
  • vuelva a su casa.
  • lave la fruta. No intente sacarle los cabitos a las moras, no podrá y en el dulce no quedará mal.
  • mezcle en partes iguales moras y frutillas y póngalas en la olla hasta que falte un centímetro o dos para el borde.
  • ponga el azúcar y la cucharada de limón. No se puede hacer dulce sin azúcar. El limón es para recordarle al dulce que la vida tiene muchas variantes.
  • mientras tanto hierva en otra olla frascos limpios y tapas.
  • revuelva cada tanto con una cuchara de madera. Si le gusta, puede meter un mixer para desmenuzar, pero no es imprescindible.
  • hable del peronismo con su padre. Discuta y pruebe el dulce. Puede meter allí a Maquiavelo, capitalismo, realpolitik, contexto, etc.

Póngale que en vez de su padre exilado, usted habla con su tía macrista. El sabor será efímero. El dulce se pudre rápido.

¿Cómo sabrá si el dulce está listo?. Claude Lévi-Strauss, observa que las tribus que no conocen la cocción de los alimentos no tienen la palabra para decir cocido ni crudo. El chabón reflexiona: para alcanzar lo real, es necesario de antemano poder hacer abstracción de lo vivido. sólo las nuevas experiencias permiten desarrollar nuevos paradigmas.

Retomemos…. Ponga un poco de dulce en un plato, y al pásele el dedo de manera transversal: si las aguas quedan divididas, Ud. no será Moisés, pero aprendió a hacer dulce. Pero pongamos que no hizo la prueba transversal, y unta una galletita Traviata y se chorrea por los veintitrés agujeritos. Tonce le falta. La Traviata es como Rucci, quiere un dulce de moras y frutillas sin Perón y no se puede.

Si quedó duro como rulo de estatua, es que se pasó. Si no tiene gusto a quemado, se resuelve agregando un poco de agua. Pero si se quemó, tiene que comenzar todo de vuelta: en mi caso, con un golpe cívico militar. No conviene que el dulce se queme.

¿Qué se pensó?… ¿Que era solo teoría?… No. Ahí estamos juntando moras

Anuncios

2 pensamientos en “Dulce de Sudakia. (en el 2011 se llamó Peronismo de moras y frutillas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s