Carreta heterodoxa transitando un camino diferente

El ministro de Economía, Axel Kicillof, fue al comienzo de su gestión un marxista descendiente de un rabino de Odessa, para luego ser un ortodoxo del ajuste en el primer trimestre del año pasado, por el impacto de la devaluación. Meses después fue un keynesiano irresponsable por la expansión del gasto público y al poco tiempo un abanderado de políticas antiobrera en la negociación de paritarias. También fue un ferviente militante antimercado financiero por su posición inflexible en el litigio con los fondos buitre para luego convertirse en un ministro pro city por la ampliación de la emisión del Bonar 24. Fue criticado porque el cargo de ministro de Economía le quedaba grande, y después señalado como un pacman en la distribución del poder en el Gobierno porque avanzaba sobre áreas de otros colegas del gabinete. Es tal la confusión de los voceros conservadores que encuentran un salario de Kicillof donde no lo cobra o tergiversan la intencionalidad de sus medidas con el solo propósito de confirmar sus propios prejuicios.

(…)

 La ortodoxia tiene una receta que aplica en épocas de auge o de recesión sin diferenciar situaciones: política fiscal y monetaria restrictiva (reducción del gasto público y tasa de interés alta), contención de las demandas salariales, disponer la banca central al servicio del sistema financiero y decretar la apertura irrestricta del mercado local a la producción importada, son algunos de sus principales pilares. Sacerdotes de la ortodoxia quedan alterados entonces cuando existe el planteo de transitar un camino diferente.

Alfredo Zaiat en El Camino. Página 12 17/5/2015

Anuncios

4 pensamientos en “Carreta heterodoxa transitando un camino diferente

  1. Yupanqui tiene oscuros muy oscuros. Residía en París el 24 de marzo de 1976. Al día siguiente, en la primavera europea, escribió: “En buena hora que llegan los hombres del Ejército. Tengo esperanza de que, sin hacer de magos, puedan arreglar algo de ese derrumbe económico y moral de mi tierra. Será tarea lenta pero si hay mano firme, que la hay, los criollos volveremos a respirar el aire antiguo y sagrado de sentirnos en paz, trabajando y las familias con niños en las escuelas y tranquilidad en el corazón… Veremos. Yo soy optimista”.
    Piazzolla también era políticamente cuestionable.
    Pero yo hago un intento de separar el arte de la ideología del artista. Algunos plantean que no es posible.
    Veré lo de Sasturain pero no espere lo imposible de mi 🙂

      • Lo leí. Una genialidad de Sasturain. Peligroso texto, puesto que si uno dudaba, le da el empujón necesario.
        “(…) uno tiene que dar un paso atrás y mirar (e invitar a mirar) una y otra vez esta mierda estructural y destilada a la que hemos llegado a aceptar como el hábitat natural y contenedor de la mayoría de nuestra experiencia. Si son necesarios dos pasos atrás, mejor. Y abominarla. ¿Por qué darle tiempo, entidad de objetos de reflexión, energía y expectativa a los actores de estas penosas farsas humillantes que salpican sobre todo al que les entrega su devaluado tiempo y su atención masoca? (…) ”

        “Uno no ha sido capaz de abstraerse de sus sensaciones y decide –de algún modo, penoso– borrarse: basta, no le da el estómago ni –supone– tiene los huevos o el temperamento, ni quiere enfermarse más de lo que está. Nadie se baja de las convicciones. Sólo las administra mejor.”

        “Por eso, a partir de ahora –y no nos rompan las pelotas con el avestruz– mejor descontaminemos, hablemos de las cosas que nos gustan,”
        (…)
        “No nos vaya a agarrar la Huesuda pensando en perverso el dólar blue, las tramposas encuestas o un fallo de la Conmebol. Sería imperdonable. Irreparable, además.”

        Imposible agregar algo.
        Sudakia (el blog) es el intento de bajarme de tener que hablar de LO QUE HAY QUE HABLAR para construir la propia agenda.
        -No lo digo por su invitación a opinar sobre el artículo, sino sobre los blogs y las cuentas en redes sociales.- Y siendo un blog, y sin la obligación de hablar de LO QUE PASA, uno habla/escribe de lo que le pasa (sin tener el oficio y sin vocación)
        Genial texto el de Juan Sasturain. Gracias Jorge

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s