Sudakia electoral II

El texto que sigue es una entrada del viejo blogsito del 2011 y se llamaba La nieve y el peronismo. Regresa como bienvenida a Sudakia.

*     *     *     *

Por algún morboso mecanismo, mi cerebro pensó en la piba (notó que dije “mi cerebro”, no haciéndome cargo). Burlich cambia de color de camiseta periódicamente, saltando como canguro, cada vez que el barco en el que cayó se hunde. Pero por misterios del asociacionismo apátrida, seguí pensando en colores. El capítulo de Oliver Sack referido al caso del pintor ciego al color, y seguí, seguí… Pere que reconstruyo… luego seguí por Wittgenstein (el rojo del pezón que usted ve una vez por mes… es el mismo rojo que veo yo… No me estoy curtiendo a su mina… no se preocupe). Ahora veo que lo del pezón fue por una charla bloguera con El Tomi también en relación al color. (Pinche y luego de maravillarse con los dibujos puede ver los comentarios). Luego cartas a Theo, el loco Newton… las acuarelas de Pratt y de Picasso y recordé los Inuit (esquimales).

¡No me pregunte por qué!… La asociación libre es más libre que Bakunin. Pero el punto es que llegué al blanco.

Pero volvamos a los Inuit y el blanco. ¿Cuántos colores blancos conoce Ud?… Uno… dos, tres? Blanco tiza, blanco teta, blanco … no hay más. O en todo caso, son tonalidades del mismo.

Los Inuit viven/vivían en un mundo, a la mirada occidental, monocromático: todo es blanco. pero ellos tienen entre treinta y cuarenta términos distintos para el blanco occidental. No son nombres de tonalidades de un mismo color. Para ellos, son colores diferentes. El hielo que se está por romper tiene un color distinto que otro firme, distinto que un oso, distinto que una foca vieja, que una foca jóven que una foca sucia de una nieve recién caída, que la niebla, que un colmillo. En esa distinción le va la vida. Hay que distinguir un igloo de un oso polar.

Vio que el color no es una propiedad del objeto: hay una mediación. Está la luz, está la cultura y está la vida.

Es como el Peronismo. Usted dice “Peronismo”, pero puede confundirse. En ello le va, la vida: está el peornismo del el gatillo fácil, el garantismo, el peronismo diabólico de Josecito, la CNU, los muchachos de la tendencia, Madona Quirós, José Pablo Feinman, Reutemann, Duhalde: (Eduardo Luis y el peronista dibólico Eduardo). Si pisa uno, está firme, con el otro se hunde.

 

PD del 2015: Eduardo Luis estaba vivo en abril del 2011. Mis respetos y recuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s