Jo jo jo (víctima del capitalismo salvaje)

Caminando re-cagado de calor hacia Sudakia, recordé un cuento de navidad.
No, nada que ver. Este que te digo no es el Dickens. Acá, provincia de Buenos Aires, hemisferio sur, navidad es con calor sofocante. Esta es la sudaca y transpirada historia del gordo Luis. Quiero decir, el cuento de Fontanarrosa Te digo más, referido al gordo Luis de Rosario, provincia de Santa Fé, donde también se te pegan las suelas al asfalto magmático en el tórrido diciembre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s