One phone call

El teléfono suena justo en el momento en que revuelvo la salsa bechamel. ¿Atiendo?…
¿Y si fuera de parte de Sudakia?
Si abandono la salsa en el fuego se pegará en el fondo de la olla.

Resultó ser una temarketer: me ofrecía unbeneficioparamilineatelefónicaynoparabadehablarparaqueyonopudieraarticularunaestrategiadefensiva.
……….. (Pausa)
-No estoy interesado-.
-¡No quiere ahorrar!- (me escrutó)
No recuerdo las palabras exactas con las que intentó envolverme. Lo ponía en términos que sugerían que solo un idiota no aceptaría la ganga de hablar más por menos dinero.

No soy violento con los laburantes de call center a pesar de la publicidad engañosa. En el 2006 había leído un artículo sobre las condiciones de trabajo y explotación de los laburantes.
Alcancé a decir:

-No quiero ser descortés, pero resulta que yo no hablo más tiempo por teléfono, no por ahorrar, sino porque no tengo nada más para decir-

Balbuceó un saludo.
Una batalla ganada. Retomé mi salsa.
Siempre pierde alguien. Casi nunca el capital.

Anuncios

3 pensamientos en “One phone call

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s