Palabras

Para el materialismo la palabra es un epifenómeno de la materia. A las palabras se las lleva el viento. Entonces hay que escribirlas, firmarlas, llamar a un escribano, grabarlas, etc. Otorgarles un carácter de meterialidad.
Yo me llevo bien con el materialismo, pero mal en ese aspecto. Las palabras son tan materiales… Cornelius Castoriadis habla de “magma de significaciones”. Lo magmático, es la fusión: ideas, palabras, cosas. El tipo rompe con la idea de determinación y agarra para el lado de multi-determinaciones. Hay que estar abierto para amigarse con Castoriadis. Veni, Cornelius que te esperamos con las mentes abiertas y lubricadas.

VENTANA SOBRE LA PALABRA
Magda recorta palabras de los diarios, palabras de todos los tamaños, y las guarda en cajas. En caja roja guarda las palabras furiosas. En caja verde, las palabras amantes. En caja azul, las neutrales. En caja amarilla, las tristes. Y en caja transparente guarda las palabras que tienen magia.
A veces, ella abre las cajas y las pone boca abajo sobre la mesa, para que las palabras se mezclen como quieran. Entonces, las palabras le cuentan lo que ocurre y le anuncian lo que ocurrirá.
(Eduardo Galeano, en su libro Mujeres)

Hay palabras que describen cosas, que solo están ahí para describir hechos, explicar fenómenos. Y no nos queda otra con ellas que creerles, o sospechar, o verificar. “Sol amarillo” “mujer bonita”.

Pero hay otras que su sola enunciación, es la realización de un hecho. Pongamos el caso: “niego que…” Ahí mismo, en este instante, el hecho de negar y de enunciar, están juntos, no está sujeto a verificación. Puedo estar equivocado negando, pero eso es otra cosa. No se discutirá que negué.
Estas reflexiones parecen huevadas de gente entretenida con pavadas. Tal vez lo sean.


Si le parecen zonceras, agárresela con John Langshaw Austin y su teoría de los enunciados performativos.
Esto lo digo yo: hay palabras sosas, bobas, insulsas y otras que su sola mención pueden provocar emoción, alegría, odio, erecciones, ataques cardíacos, etc. Esas palabras son de cuidado.
Yo le digo Menem. Si ….. CARLOS SAUL MENEM

Hágame el favor… sáquese la mano de la teta o del testículo que queda feo.
¿Vio lo que le dije?…
El libro del tipo se llama justamente Cómo hacer cosas con palabras: Palabras y acciones (How to Do Things with Words). Barcelona: Paidós, 1982.

Pinche en el broli.. se lo regalo

PD de 2014: Hay palabras escritas en el aire. ¿Que no?… Mire

Anuncios

5 pensamientos en “Palabras

  1. En Sudakia todo es posible, Comandante. Como me gustan los agujeros del gruyere hay quesos sin masa todos hechos de agujeros.
    Es que en Sudakia, los gendarmes son muy permisivos, y en la provincia de Poesía, entran hasta versos sin palabras. Somos gente flojita de papapeles. Lo contratamos a Aliverti por sus silencios. Hace editoriales calladito nomás.
    Abrazo Comandante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s