Recuerdos vagos

Fue un domingo y eran ojos verdes
Más no pude contestarme al preguntar
Si es que soñé o quizás se fue

Solo guardo dos recuerdos vagos
Una almohada con perfume
y el rumor de un te quiero
tan borracho que asusto

Quizás soñé, quizás se fué

Por saberte revolví la noche
Reviviendo los hechos con candor
Y te encontré quizás no se
Solo guardo dos recuerdos vagos
Una almohada  con perfume y el alcohol
Y un te quiero
Y el silencio que siguió

Quizás lloré quizás no  sé


Ya estoy flaco y aun sigo buscando
Ya no duermo evitando confusión
Ya estoy muerto
Pero muerto por tu amor
Ya estoy muerto
Pero muerto por tu amor…

Mural de Luxor. calle 26 La Plata. Foto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

Se olvidó. Loparió… Ella grita:

“Él es Oblívion

Fe del jamás y el no,

fe brutal.

De olvidar por la eternidad.

Él es Oblívion,

ley 
de la ingratitud,

hechicero astral.

Matón de la desmemoria y
 el sin recuerdo.

Es Oblívion rey.

Es como en un pozo en pasión

enterrar
 que florece al sangrar,

los estigmas del corazón.

Luz degollada de un tiempo tan feliz


hoy

Oblívion vas a borrarme a mí.

Él, reto agotador,

vuelve a cero,

igual 
lo real,

lo mejor, lo fatal.

Él te hipnotiza con dolorosa miel
 del ausente amor.

Para ultimar ebrio, amargo y vil

El sagrado ayer, Oblívion rey.

Oblívion rey del olvido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s