Sudakia en el río

En el 2012 en mi viejo blogisto escribí un post y la postdata en otro. Los dos juntos estarán integrados y los reproduzco aquí, a modo de bienvenida a Sudakia, que puede hallarse en patas, a la vera del río.

Los post se titulaban Identidad (Ontología Sudestaca) y Post-data a Identidad (Ontología Sudestaca) del 13 de febrero y 17 de abril de 2012.

*     *     *

En Sudeste, Haroldo Conti (Si no sabe quién es, pinche, que El Ortiba se dice todo)  cuenta la historia de un marginal, El Boga,  habitante del Delta del Paraná.  No le diré mucho, porque es un libro para degustar y por qué no, para deprimirse.

En un momento el Boga se pregunta por su bote.  Tiene muchísimos años.  Le cambia las tablas podridas. Posiblemente no tenga ya ninguna madera  del bote original. ¿Es el mismo bote?…

Esa reflexión me dejó noqueado. Bueno… toda la novela. Es lo de Heráclito (“Ningún hombre puede cruzar dos veces el mismo río, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos”)  en versión Sudestaca.

Haroldo Conti es “desaparecido” en el 76.

PD:

En la oficina comenté sobre El Boga y la cuestión de su bote, el Aleluya. (El Boga se murió sin saber el significado de esa palabra).

Mi amigo Rafael no lo leyó, pero a partir del relato  me dijo: -una vez fotografié a un Boga- Y contó la historia:

-“Era la gran inundación del 98 en el Delta del Paraná.  Yo laburaba en el programa Mujer Isleña, en el Consejo de La Mujer de La Provincia de Buenos Aires. Y estábamos recorriendo en un bote de la Municipalidad el  Río Baradero, entre el río Paraná de las Palmas y la ciudad de Baradero. Llevábamos algunas cosas, pero básicamente, relevábamos las personas a ser evacuadas.

El río no tenía cauce: era un mar.
Lo vimos en una tapera-palafito que era un chaperío. El tipo estaba en patas, rodeado de perros. Tenía carne de nutria colgada del techo y un galgo lo miraba parado arriba del bote, que descansaba panza arriba, sobre las tablas del piso. Le preguntamos si quería ser evacuado.
-No-
-¿Necesita algo?-
-No- Hizo  silencio y lo interrumpió con … -¿Tienen aceite?-.
Le dejamos un botellón y nos fuimos.”.

¿Qué es la pobreza?… Pareciera que se trata de la carencia de lo que se necesita. Si fuese así, cuanto menos se necesita…
Todavía no leí Teoría de las Necesidades en Marx de Agnes Heller. Ya sucederá. Se lo regalo

Rafa me pasó la foto.

Fotografía: Rafael Santos. (Pinche que El  Boga se agranda)

Acá iría un chamamé. Pero no…. conozca a Renaud García -Fons. El tipo es contrabajista y puede tocar jazz, clásica,  flamenco y  hasta se mete con Atahualpa Yupanqui.

Usa el arco de manera singular: transforma el contrabajo en un instrumento de percusión

Anuncios

3 pensamientos en “Sudakia en el río

  1. La incognita del bote me recuerda a un escrito de Macedonio,
    no se si directamente, pero tiene ciertos ecos.

    Un paciente en disminución
    El señor Ga había sido tan asiduo, dócil y prolongado paciente del doctor Terapéutica que ahora ya era sólo un pie. Extirpados sucesivamente los dientes, las amígdalas, el estómago, un riñón, un pulmón, el bazo, el colon, ahora llegaba el valet del señor Ga a llamar al doctor Terapéutica para que atendiera el pie del señor Ga, que lo mandaba llamar.El doctor Terapéutica examinó detenidamente el pie y “meneando con grave modo” la cabeza resolvió: “Hay demasiado pie, con razón se siente mal: le trazaré el corte necesario, aun cirujano”.

    Macedonio Fernandez.

    Abrazo Sudaca.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s