camorrita the carne blues (a años luz de Sudakia)

“La carne es triste, ay… Y ya he leído todos los libros.”
Stephane Mallarmé, Brisa marina.

Asado de tira en diferido

The Carne Blues (Para dos personas)

Por Juan Sasturain (en contratapa de Página 12 del martes 20 de Mayo de 2014)

Nada se tira / del asado de tira
el tira asado / ya no tira más.
Se elige un patrullero bien maduro
debidamente estacionado
se lo casca contra el filo
el borde
el cordón de la vereda
(Cuidado no romper la institución / manchar los uniformes)
y se extrae un tira mediano no muy duro o viejo
en activo / no ortibado.
Se tira el resto.

Luego /
se procede /
así:
se toma el masculino con dos dedos
(ojito con las huellas dactilares)
se le saca bien la grasa / la gorra / la pizza de garrón
el bigote oficial y toda la botonería.
Se deja estar, en ablande, una semana
hasta que pierda / extravíe / olvide
el olor a servicio
los reflejos de gatillo / de boleta
fácil /
la resaca de comisaría.
Ahí se le quita el azul con un buen susto y recién
(recién entonces)
se extirpan –con sumo cuidado–
el palo /
la chapa con gallito /
la cuarenta y cinco con gatillo / la boleta fácil
/ todo / todo / todo lo que
pueda
resultar
indigesto.
Se sala bien / se deja un par de décadas
al sereno democrático
y ya está listo para integrarse a la cultura /
la vergüenza /
la parrilla nacional
sin rencores pero con salvedades.

Sale con fritas / sin boleta y / o ensalada mixta / con documento actualizado.
Nada se tira / del asado de tira.
El tira asado / ya no tira más.

*   *   *

LA CAMORRITA (letra Jorge Boccanera, música Raúl Carnota)

La versión originar era como la canta Carnota en este video. A Carnota le pareció que la letra era un un poco hermética, entonces Boccanera le agregó este recitado inicial.
Hay versiones en Youtube con el recitado inicial, pero esta versión con Daniel Masa es una genialidad.

(recitado)
Con un clavo rayaron el esmalte del alma, dejaron una mueca en medio de la boca. Nunca confundas eso con una sonrisa. Te digo que por abajo trabajan los que nunca trabajan. Te digo que los que roban no roban plata, roban futuro. Te digo que la vida fácil porta gatillo fácil. Los silvidos del alma van a ninguna parte; pero en algún lugar, uno más uno quiere decir nosotros.

(cantado)
Alma que canta para quién
en el infierno de los días,
crepita el tufo del revés
en el sobaco que te mira.

Alma que truena en un rincón
con alarido de marrano,
pide limosna y atención
desde la palma de la mano.

Alma que tanto te han herido,
por qué parlás a este jodido
su saco roto en el montón.

Nadie te escucha e esta orilla
nadie te reza de rodillas
y algunos piden paredón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s