Revolución de la mirada

Aldous Huxley se preguntó si la Tierra no sería el infierno de otros planetas.
Eso pone otra perspectiva a la mirada de las cosas.

En mi blogsito El Sudaca Renegau  jugaba con la mirada de los otros. Con sólo cambiar la puntuación, como diría Gregory Bateson, la realidad cambia, aunque objetivamente no se haya modificado.

La revolución será más rica con nuevas miradas.

Recordé un juego de perspectivas del viejo blogsito.

La miradas de los otros VII . Perspectivas II  (2/9/2012)

1. Jean-Baptiste Lamarck explicaba la evolución biológica a partir de la herencia de los caracteres adquiridos, en el sentido que la necesidad hace al órgano y que esas modificaciones, se heredaban. Pongamos por caso: las jirafas estiraron su cuello por la necesidad de alcanzar los tallos tiernos de la copa de los árboles altos. Esa modificación anatómica, a partir de la necesidad, la heredaba  su descendencia.

Esa explicación, además de errónea desde el punto de vista de la teoría evolutiva aceptada en la actualidad (que explica la evolución a partir de las mutaciones azarosas y la selección natural) no tiene en cuenta que así como las jirafas evolucionan, también lo hacen los árboles… y de ser cierto la herencia de caracteres adquiridos y la necesidad como fundamento, para no ser comidos por las jirafas, los árboles podrían haber sido más altos aún que las jirafas, en una loca carrera. Lamarck eligió/pudo ver una sola cosa: a las jirafas.

2. En una entrevista del programa decime quién sos vos, Aliverti le pregunta a Jozami si alguna vez le asaltaron los fantasmas, pesadillas a partir de los años de cárcel. Jozami dice que si.

Le ocurría en la cárcel y paradójicamente la pesadilla era soñar con la libertad y despertar encerrado.

2. En la revista Orsai leo una entrevista  a Abelardo Castillo. Él opina sobre la cuestión Malvinas. Dice que el argumento de la plataforma continental para reclamar soberanía, desde la óptica kelper, podría servirles para reclamar a la Argentina como propia: está dentro de la plataforma continental de lo que ellos consideran su territorio.

*   *   *

Tal vez Sudakia esté aquí y ahora, y más adelante nos lamentemos por la pérdida. Sólo es cuestión de perspectivas.

Aunque Sudakia, como la política, están movidos por un sentimiento intrínseco de insatisfacción. No viene mal revolucionar la mirada y cuestionarse las certezas: el mundo se verá diferente,  el programa para cambiarlo será otro y el lugar de llegada, también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s