Lero lero a la muerte II

Ricardo Vilca le hace un guiño al petiso con peluca. El gordito lo palmea y se caga de risa de la muerte.

¡Qué vivos!… Se ríen porque saben algo que todavía estamos tratando de comprender. (En realidad qué muertos. No…  estaba bien, porque la muerte no pudo con ellos)

Dos maestros. Uno, de generaciones de músicos, el otro,  allá en la Quebrada de Humahuaca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s