La hora de los grillos

Me despierto sobresaltado. Ella duerme plácidamente a mi lado.
Bajo las escaleras.
Camino al baño, el reloj advierte las 3:20 am
Entro al cuarto de los niños. Uno está destapado. Lo cubro suavemente. La brisa hamaca la cortina.
No sé cuanto tiempo pasa. Un hijo dormido desprende magia.
Entro al cuarto de la niña. Está cubierta hasta la cabeza. Siempre duerme así. Tironeo despacio pero no puedo verle la cara porque su pelo largo la cubre y se parece el Tío Cosa.
Le doy un beso en la frente con el pensamiento.

*   *   *

Parece que Sudakia ha venido a mi encuentro, a esas horas en que los grillos son los reyes.

Anuncios

3 pensamientos en “La hora de los grillos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s