Bandera de Sudakia

¿Y si tuviéramos que hacerle  bandera y escudo a Sudakia?…
Necesitamos un trapo, unos dibujos y una leyenda. (El niño Mario LLambías me sugiere   no sea un sucio trapo rojo).
Vamos por la leyenda.

Pintada parisina de mayo del 68. “Soyez realistes, demandez l’impossible”
(Seamos realistas, pidamos lo imposible)
Imagen sacada del sitio http://inventin.lautre.net/graffiti.html (graffitis de mayo del 68)

Recordé este slogan parisino de 1968. El contraste  entre realista e imposible me pareció impecable. El problemita lo hallé en demandez.

Las traducciones siempre son una chotada. Si lo resolvemos con “pidamos” suena a súplica. Si lo endurecemos con un “exijamos”, “demandemos”, cabría preguntarse ¿A quién?…

Todo parece indicar que lo imposible tendremos que hacerlo nosotros mismos, nomás.

Soyez réaliste, réaliser l’impossible

 

En la Crítica del Programa de Gotha, Marx decía que

“En la fase superior de la sociedad comunista, cuando haya desaparecido la subordinación esclavizadora de los individuos a la división del trabajo y, con ella, la oposición entre el trabajo intelectual y el trabajo manual; cuando el trabajo no sea solamente un medio de vida, sino la primera necesidad vital; solo entonces podrá rebasarse totalmente el estrecho horizonte del derecho burgués, y la sociedad podrá escribir en su bandera: “A cada cual, según su capacidad; a cada cual, según sus necesidades.” Karl Marx 1875

Los anarquistas libertarios se oponen: “A cada uno según su mérito”.

La advertencia anarquista no estaba mal. Los socialismos reales siempre tuvieron problemas con el estimulo al esfuerzo (entre otros cientos de problemas). Pelarse el orto por los demás no debiera ser lo mismo que hacer lo mínimo e indispensable.  Y no veo la contradicción. Solo hay que combinar capacidad/necesidad y mérito.

Me repetiré en la posición de Agnés Heller con los post sobre economía social.

¿Quién combina/decide sobre capacidades/necesidades/mérito?… ¿El Tribunal de disciplina de la AFA?… ¿El juez Thomas Griesa?…

A. Heller piensa que no hay que interpretar la consigna a cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades como “principio constitutivo” sino más bien como un principio regulador de la justicia distributiva, ya que si se reconoce a todas las necesidades por igual, pero no existen los medios para la satisfacción simultánea de todas, como suele suceder, entonces compete a los miembros de la sociedad el tomar decisiones acerca de las prioridades según normas y reglas de justicia política. Gracias Flaca!  (No estaban errados los anarcos).

Pues bien… Tenemos algunos parámetros:  lo imposible/las capacidades/las necesidades/el mérito.

Nos falta algo. La Yegua Populista (lo digo con ironía, por si no lo entendió) lo dijo. Y debiera estar más grande que las demás consignas.

“La Patria es el Otro”

Cristina Fernández

 

a partir de caricatura de rep

Perdón Miguel Rep por modificar tu obra.
El dibujo original está ilustrando los textos de José Pablo  Feinman Peronismo, filosofía política de una obstinación argentina (en el Diario Página 12).

Anuncios

5 pensamientos en “Bandera de Sudakia

  1. Las banderas, mucho menos los trapos rojos, no se lavan, no se planchan ni se doblan.
    Sino preguntemolse a Brézhnev y Kruschev como les fué por auspiciar de “lavanderos” 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s