Intercambios (en eterno retorno vino a saludar por enésima vez…y lo seguirá haciendo)

Destacado

Ahora que se ha puesto de moda eso de la injusticia por mano propia (matar a los chorros) y la idea de víctima y victimario está completamente distorsionada, estaba por revivir un viejo post sobre el tema.

Si en la calle corre un ladrón
Y a la zaga va un ricachón
Zancadilla pongo al señor
Y aplastado el perseguidor
Eso sí que sí que será una lata
Siempre tengo yo que meter la pata.

Georges Brassens

Otra idea me la dio el ministro de educación Esteban Burllich cuando habló de una nueva “campaña al desierto”

//radiocut.fm/audiocut/embed/mini/bullrich-y-su-da-conquista-del-desierto

Lo vincularía con el viejo post sobre el macrismo y su paradigma de mundo vacío.

Pero me arrepentí. Vamos con los intercambios. Bienvenid@s a Sudakia. Pasen y sírvanse que está todo pago…bueno, si quiere y puede, hagamos un intercambio por Capitanes del Espacio de dulce de leche


 

Creo recordar del manual de Helena Curtis una clasificación para las relaciones biológicas.

Parasitismo: cuando uno vive a costa del otro. Uno solo se beneficia y el otro se perjudica.

Comenzalismo: Uno aprovecha del otro, pero el dador no se perjudica.

Simbiosis: Hay una fusión de organismos, se necesitan imprescindiblemente para vivir.

Mutualismo: Se produce intercambio conveniente entre ambos, pero pueden vivir el uno sin el otro.

Hay más, pero como cito de memoria no me acuerdo. Mmmm…..no. Las analogías biológicas para explicar las relaciones sociales suelen terminar mal. Haga de cuenta que no dije nada…Tire el monitor. Rajemos de acá.

Nuevo principio. Intercambios

Para Lévy Strauss, las reglas del parentesco son un tipo particular de lenguaje: los signos que se intercambian son mujeres. (Lo dijo luego de vivir en la Amazonia. Después el estructuralismo será de-construido, destruido, postmodenizado, post-postmodernizado, etc, pero allí hay toda una definición).

Para Zygmunt Bauman, la comunidad es el resultado del siguiente intercambio: ¿Querés seguridad?…Bueno… entonces dame tu libertad. La tranquilidad del gueto de la mismidad a cambio de la libertad.

Para Cleeford Geerz, la religión es fruto del siguiente intercambio: ¿Estás perplejo ante la muerte?… Te doy tranquilidad, dame repetición, ritualidad, fidelidad. La religión como un artefacto para afrontar la perplejidad. Antes de Cleeford habló Charly del opio de los pueblos, y luego lo harán mierda a Cleeford por poco científico. Pobre Cleeford.

Dame tu plusvalía, yo te doy dignidad. (Así era el trabajo en el capitalismo industrial). Ahora no te doy nada, jodete. Godelier dice que economía se define según el modo de producción de cada sociedad, y que el homo económicus, (cálculo del intercambio entre fines y medios) no es un universal de la cultura. Entre nosotros: usted ya sabe si llega o no a fin de mes y cómo hace. Intercambia deseos consigo mismo: jamón por mortadela, cine por tele, Malboro por Achalay, y así.

La política… hay muchos libros…Yo diré esto nomás: allí hay intercambio de poderes, y se dan en todas las relaciones sociales, con distintos nombres según la correlación de fuerzas: dominación, hegemonía, cooperación, reciprocidad. (vea las analogías con la biología y tiemble). (¿Era en Manhattan?). Woody Allen le dice a Diane Keaton, que no es cierto que ella esté intercambiando palabras don Alan Alda, más bien están intercambiando fluidos. A veces se intenta intercambiar palabras, otras fluidos A veces se trata de intercambios pobres, pero siempre mejores que fierros por capucha.

24374626251_bd7849ec42_b

Woody Allen. Sténcil La Plata. Artista: Limón. Folto: El Sudaca Renegau. Licencia CC 2.0

 

*    *    *

PD de 2015

Sudakia: le cambio punto de partida por punto de llegada.

Sudakia en movimiento (a no bajar la guardia)

Muchas veces me pregunto: ¿que estamos haciendo acá?
Dejo de pensar y veo que, al final,
siempre estarás, siempre estarás en mi.
He llegado a no escucharte tocar fondo.
Tanta inmensidad, perdidos de verdad aquí;
y es que siempre estarás, siempre estarás en mi.
Una voz, como un sentimiento, como una canción;
algo mas que me ayude a respirar,
a seguir, a no bajar la guardia, siempre a seguir,
no esperes, no te enseñan a vivir.
Movimiento, las cosas tienen movimiento;
la oportunidad de estar en libertad
es que siempre estarás, siempre estarás en mi;
como un soplo, como una lluvia o como un rayo de luna
oxigenaras mi vida hasta estallar…
y es que siempre estarás, siempre estarás en mi.
Una voz, como un sentimiento, como una canción;
algo mas que me ayude a despertar,
a seguir, a no bajar la guardia, siempre a seguir,
no esperes, no te enseñare a vivir…

Sudakia lila y loca

Todo este post enteramente fue robado del blog de Emma Gunst. (No lo he  reblogueado directamente porque su blog es de Blogger, así es que copio y pego). Si le le ha gustado no me lo diga a mi, pinche el enlace y dígaselo directamente a Miriam Tessore, la autora del blog, Emma Gunst (chorra también, que le ha robado este texto a su autora Sol de su blog Pensando en Lila)


Normal no es tan normal, ilustración de Ambivalently Yours

Para escucharlo por su autora
http://www.goear.com/listen/76c5918/esto-es-enfermas-mentales-pensando-lila

Esto es por las que nunca, jamás marcharán en una manifestación.

Esto es por las que guardan un bote de pastillas en la mesita de noche.
Por las que dijeron no a las pastillas.
Por las que dijeron PASTILLAS, POR FAVOR.
Por las que no pueden permitirse las pastillas
Porque todavía tenemos que pagar por sobrevivir
Incluso cuando quien sostiene el cuchillo
Duerme en nuestro propio pecho.
Esto es por las de manos sudorosas y hombros temblorosos.
Por las que no pueden gritar por sus derechos porque se les descontrola la respiración.
Por las que lo llaman un buen día
Cuando pueden sostener la respiración.
Por las que lo llaman Renacimiento
Cuando pueden sostenerse ellas mismas.

Por las que intercambiaron secretos de la infancia
Por pintura amarilla,
Pero Freud nunca supo realmente cómo ayudar.

Esto es por las que no solo oyen voces,
Por las que tienen un coro entero en la cabeza.

Esto es por aquellas a las que nos dicen
‘el lugar de una mujer está
En la revolución’
Cuando ni siquiera podemos salir de la cama,

Por las que tienen cambios de humor y le prenderían fuego al mundo hoy
Y se tragarían las cenizas mañana por la noche.

Esto es por las que tienen amnesia y olvidan quiénes son
Aun cuando es de lo que más orgullosas están.

Esto es por las que no pueden ni leer un libro
Cómo van a formarse en una ideología entera.

Esto es por las que no pueden luchar de la mano de hombres
Porque sus voces les disparan flashbacks.

Esto es por las que no pueden beber y rechazan todas las invitaciones
Por las que no pueden beber y siguen yendo
Por las que no deberían beber
Pero se presentan borrachas, drogadas, fumadas en las concentraciones y asambleas
Porque no logran dejar de consumir.

Esto es por las que llevan con tanto orgullo las cicatrices auto-infligidas como sus banderas
Por las que se avergüenzan todavía de ambas.

Esto es por las que necesitan avisos de contenido sensible para el mero contacto humano.

Esto es por las que leen liberación sexual
Pero solo oyen: folla, folla, folla así, folla más
Cuando ellas solo quieren poder dejar de follar.

Esto es por las supervivientes de abuso sexual que parece que no son lo bastante revolucionarias por no hacer la revolución follando.
Por las que no pueden parar de follar para hacerse daño y no son “buenas víctimas”.

Esto es por las malas feministas,
Por las tontas,
Por las que no denuncian
Por las que permanecen junto a sus maltratadores.

Esto es por las que no se atreven a llamarlo acoso, abuso
O violación.

Esto es por las que convencen a sus amigas y novias de que se puede estar gorda y ser guapa
Pero se racionan la comida cuando engordan un gramo.
Por las que se hinchan a comida vegana en las cafetas
Pero no pueden acostarse sin vomitarla antes al llegar a casa.
Por las que no pueden dejar de comer
Y no parecen tener derecho a quererse mientras lo intentan.
Esto es por las que quieren hacerse vegetarianas o veganas
Pero tendrían que dejar de odiar la comida para empezar
Por las que quieren hacerse vegetarianas o veganas
Pero sienten que ya es bastante cruz para sus padres el tener una hija enferma.

Esto es por las que oyen que el suicidio, la medicación, la psiquiatría son de débiles
Y no pueden recordar nada que les requiriera mayor fuerza que el pedir ayuda.
Por las que se saltan manifestaciones, charlas y asambleas porque tienen terapia
Y terapia no es un capricho, terapia es sudor
Terapia es supervivencia.

Esto es por las que no armarán jamás una barricada capaz de parar el diluvio universal que lloran cada día.
Por las que lloran en público.
Por las que sollozan en las charlas.
Por las que berrean en las concentraciones.

Esto es por las que se saben todo el abecedario del consentimiento
Pero nunca logran articular un “no”.
Por las que se quedan paralizadas de miedo ante una agresión y no pueden nunca ayudar a la víctima,
Sobre todo cuando las víctimas son ellas mismas.
Por las que no pueden soñar con hacer suya la noche
Cuando todavía no es suyo ni su cuerpo.

Esto es por las que no saben distinguir entre el miedo inculcado al violador y sus trastornos paranoides.

Esto es por las que no saben distinguir entre sus paranoias y las microagresiones.

Esto es por las que quieren soñar con un futuro distinto pero están demasiado ocupadas teniendo alucinaciones.

Esto es por las que oyen que hay que acabar con la monogamia y tienen impulsos suicidas ya sólo de que sus amigas hablen con otras chicas.
Esto es por las que ven listados sus síntomas en todas las listas de símbolos de maltrato
Por las que temen ser inherentemente tóxicas.

Esto es por las que quieren reventar el sistema y tienen miedo de los ruidos fuertes.

Esto es por las que imparten charlas entre repeticiones obsesivas y compulsiones manuales
Por aquellas a las que nunca dejarán impartir charlas por estos mismos motivos.

Esto es por las esquizofrénicas que ven su enfermedad convertida en una estética “antisistema”.

Esto es por las locas controladas que oyen hablar de ese “loco” controlador
Por las psicópatas maltratadas cuya enfermedad es un insulto intercambiable por “maltratador”.

Por las supervivientes que buscan espacios arco iris y sólo encuentran fiestas y conversaciones alrededor del sexo.
Por las supervivientes a las que nadie cree porque las agredió su pareja del mismo sexo
Por las supervivientes que tienen que verse cara a cara con sus agresores y maltratadores en espacios “liberados”.

Esto es por las que sufren abusos incluso sexuales  a manos de amigos, parejas y psiquiatras y se amplifica la tragedia de que, por locas, nadie las cree.

Esto es por las que quieren que el poder sea para la gente
Pero no son capaces de rodearse de esa misma gente.

Esto es por las que sufren maltrato
Pero nadie lo llama así porque es “sólo” psicológico
Aun cuando esos son los golpes que peores cicatrices dejan.

Esto es por las que no son maltratadas por sus parejas ni sus familias
Pero nadie parece entender que un amigo también puede ser mucho más que tóxico.

Esto es por las que quieren cambiar la realidad
Pero no distinguen bien dónde acaba esta
Y donde empieza su enfermedad.

Esto es por las que quieren despertar a los alienados
Y a veces se preguntan si no será porque ellas ya nunca consiguen dormir.

Esto es por las que no permiten que las defina su reflejo en ningún espejo
Pero hace mucho que no son capaces de mirarse en ellos.

Esto es por las que no se reconocen en los espejos.

Esto es por las que se muerden las uñas, se arrancan la piel, se estiran del pelo
Por las que llevan las marcas de lo mental grabadas físicamente en el cuerpo.
Esto es por las que se hacen daño sin necesidad del filo de una cuchilla
Por las que usan el fuego, la boca, los puños
Por las que no necesitan echar mano de lo físico para hacerse sangrar.

Esto es por las autistas que no encuentran ni un solo manual de relaciones sanas, de sexo con consentimiento
Que incluya sus formas de comunicación.

Esto es por las que huelen mal, por las del pelo graso, por las del aliento con olor a dientes sin cepillar durante días
Por las que no se pueden ni duchar.

Esto es por las que saben que se ha esterilizado a la fuerza a mujeres por ser como ellas
Y aun así su lucha como enfermas mentales es “de segundas”.

Esto es por las que luchan a través de Internet
Porque todavía no pueden hacerlo en la calle.

Esto es por las que nunca podrán salir a la calle.

Esto es por todas nosotras, porque lo somos todo: no sólo válidas sino valiosas, tan importantes, vitales y cruciales como la más cuerda y la más sana. Porque esta también es nuestra lucha, y doblemente, porque además de ser mujeres estamos enfermas y eso les ha ayudado a mandarnos callar tanto desde fuera como desde dentro.

Pero venimos cargadas de palabras, y a las locas se nos da muy bien gritar.

Sol
(Valencia, España)
“Desde el primer momento, Esto es por las enfermas mentales se escribió para ser recitada. Mi sueño es declamarla un día frente a una audiencia de personas, de mujeres como yo; enfermas, no solo válidas sino valiosas. Porque a las locas se nos da muy bien gritar, y se nos da todavía mejor escuchar a nuestras hermanas.”
Texto e ilustración extraídos de su blog: PENSANDO EN LILA
en TWITTER

vieja plegaria atea llega a Sudakia

El 28 de diciembre del 2011 se hacía oficial que Cristina Fernandez de Kirchner tenía un cáncer papilar en la tiroides y que debía ser operada. Había pasado un año de la muerte de Néstor. Ese día gran parte del pueblo argentino recibimos la noticia como un mazazo.
Decidí hacer una plegaria atea. No me quedaba otra dado mi materialismo inconducente.
Así es que lo escribí de un tirón y lo publiqué en mi blogsito de entonces.

En 2013 Daniel, compañero de San Clemente del Tuyú, en OMRadio 97.1 lo leyó.
Camino a Sudakia recordé mi plegaria. En ese entonces en el vaticano estaba el papa Benedicto XVI. Pensaba en la frágil memoria de los pueblos, en el ascenso social de los olvidados que luego olvidan. Pensaba en Dilma.
Hay Sudakia… la memoria.


Ayer, mientras hacía el revoque fino pensaba…¿Cómo reza un ateo?…Fácil. No reza.

Pero…¿Un ateo que quiere rezar?… Yo quiero y balbuceo

Jehová , Inti, Pachamama, Quetzalcóatl, y todos los demás (Póngale Alá, Buda, y más).

Yo, pecador,

deseador de las prójimas de los prójimos, y de algunos de sus bienes. Que no perdona ni olvida algunas cosas. No pido perdón pa mi. Que se haga justicia.

Les pido por ella

que junto con el pingüino me devolvieron la esperanza.

Si bien ella multiplicó los panes,

no tiene verdaderos super-poderes, como dicen.

Como SI le dieron a Súperman y a otros nabos.

Nos consoló a los afligidos. Habló por la tele y rió. Y reímos. Y lloramos.

Hoy mis hijos tienen aprobado el subsidio por discapacidad. ¿Que quién lo otorgó?..

¡La yegua populista!

Yo, que con mi materialismo histérico no llegué a marxista practicante,

ni a peronista de la primera hora,

que me anoté tarde, cuando Néstor vivía.

Sé que Ustedes están para cosas importantes, por eso no jodo nunca.

Pero esto es otra cosa.

Tirando por la borda años de racionalismo occidental,

les ruego por esta mina, que es nuestra. La necesitamos acá abajo. (O arriba, si es Pacha, la que me está escuchando)

Sé que los pedidos exigen sacrificios.

Mirá Quetza…

arrancar corazones de algunos…ganas no me faltan,

pero culpa de Jehová y su “no matarás”, y la redundante culpa inculcada,

estoy limitado

aunque a veces, me pongo setentista y pensando en Europa quiero agarrar los fierros.

Y vos Jehová, ordená un cacho la tropa, que acá, en el cascote, en la unidad básica,

se te metió un nazi.

Inti… un poco te hacés el estrecho. Pacha te anda rondando

hace cuatro mil millones de años

y te hacés el estrecho.

Pachamama. Con vos si. Una diosa con nombre sudaca, una diosa hembra

calentona

madre

(casi digo peronista)

pequeñita, considerando los universos

los multiversos

A vos te daré vino en los asados,

te daré pizza,

guiso

Te cuidaré un poco más.

Curámela.

No tengo conocidos. Me mando así, pechito gentil por la mesa de entradas. Pero atrás mío vienen más.

Yegua…

Te quiero.

Amén

¡¡¡¡Sudakia!!!!! dos vinos… y me animo

No me decidía. ¿Pongo el video o solo la tirita de bandcamp?… Dos vinos y fui por todo. Allá vamos Sudakia…no me haga rebotar.


EL TIMIDO

(Raul Carnota)

Cuando vos te me arrimas no sé cómo ponerme
se me dispara el pecho, la vista se me pierde,
mi cara se enciende como una braza fuerte

Desde un rincón de este patio estoy mirando embobado,
tus ojos negros, tus labios tan rosados

Malaya con mi forma de andar siempre escondido

Ay, si pudiera arrancarme la timidez con que vivo
te pediría que bailaras conmigo
Dos vinos y creo que más tarde me animo

Fui armado de coraje esta vez no te escapas,
los changos me dijeron que una sonrisa basta
Te juro, no alcanzo a dominar el habla

Y ahí estas vos en tu mesa mirándome como nadie,
bella y total como un ocaso en la tarde

La pucha con tu mama, no me quita los ojos

Pero si voy a tu encuentro, sonriéndote decidido,
tomo tu mano ya te vienes conmigo
Bienhaiga la noche que me he vuelto atrevido

TOC TOC… Flush en Sudakia

De niño en Guaminí evitaba pisar las líneas que separaban (o unían según se mire) las veredas embaldosadas de vainillas. Salvo el detalle de que eso ocurría en Guaminí y el protagonista era yo, evitar pisar líneas no tiene nada de original.

Pero había otra obsesión: a como diera lugar  debía asegurarme ya estar afuera del baño en el momento en que la fuerza centrípeta del inodoro se organizaba en un embudo y la bestia arrasaba con todos los deshechos en el medio de un rugido escalofriante (todo eso en inglés está simplificado en una sola palabra: flush: sonido de cisterna / borbotones del monstruo mirador de culos). Si el  alarido hídrico me sorprendía adentro aún, quién sabe que maldición me perseguiría por el resto de la vida.

Todo Sincronizado: giraba la palanca con la izquierda mientras con la derecha bajaba el picaporte  y con la punta del pié derecho impulsaba todo el cuerpo hacia pequeño rectángulo que se iba ensanchando a medida que el tirón acercaba la puerta. En el aire y lanzado hacia el hueco salvador me las ingeniaba para subir pantalones y calzoncillo y aterrizar ya en territorio neutral. Una mezcla de Indiana Jones con Usain Bolt.

 

Flush. Óleo de Pills and Spills. 2002

Un día de 1977 decidí desafiar al destino. Permanecí sentado esperando lo que tenga que ocurrir. Nada pasó. Eso creí. Desde entonces busco Sudakia compulsivamente y ahora que lo pienso seguramente es fue el castigo del montruo voyeur del inodoro guaminense.